The Undertaker es, sin dudas, una de las figuras más importantes de la lucha libre profesional, aunque poco se sabía fuera de lo que era su personaje en el ring. Pero en los últimos meses ha aparecido varias veces fuera de su personaje para conceder entrevistas, y ahora los 5 capítulos del documental de la WWE titulado ‘The Last Ride’ (‘El último viaje’), estrenado a principios de mayo, ofrece lo que probablemente es el vistazo más íntimo al hombre detrás del mítico héroe y cuenta lo que ha vivido entre 2017 y 2020, empezando la historia pocos días antes de su combate contra Roman Reigns en el WrestleMania 33.

En una entrevista concedida a la ESPN antes del estreno del documental, Mark Calaway, como se llama el mítico luchador, contó sobre su mayor disgusto en el cuadrilátero, y fue precisamente ese combate contra The Big Dog. Ahora ‘El Enterrador’ recuerda con decepción esa pelea, en la que acabó derrotado y luego de la cual dejó sus guantes, sombrero y abrigo en el ring, en un acto simbólico para marcar el final de su carrera.

«Estaba tan disgustado que no quería volver a verla [la pelea]», admitió. «A medida que envejezco […] sé cuándo el hecho de que cojeo se nota más de lo que habría podido. O cuando me estoy quedando atrás», dijo. Calaway admitió que al volver a ver la lucha se sintió «muy decepcionado» por Reigns. Ese era un combate «importante para Roman en su carrera. Especialmente porque estaba en pleno ascenso. Yo quería hacerlo lo mejor que pudiera para ayudarlo», recordó.

En el documental, The Undertaker -quien a pesar de ese supuesto retiro ha vuelto a aparecer en el ring varias veces más- también reconoce que su disgusto con ese combate fue lo que lo instó a regresar al cuadrilátero, porque no le parecía la manera correcta de terminar su carrera. Aunque admite que debido a sus problemas de salud «no debería haber estado en el ring» en ese momento.

Las peleas que cree que fueron las mejores

La semana pasada, en otra conversación con la ESPN también se refirió a los mejores momentos de su larga carrera. No pudo elegir una sola pelea y señaló cuatro como las más importantes.

«Las dos peleas que tuve con Shawn Michaels, y luego las dos que tuve con ‘Triple H’. Lo que hacemos es, más que nada, contar historias. De eso se trata la lucha libre. Es una manera violenta de hacerlo, pero esa es la esencia de lo que hacemos», dijo Calaway, en referencia a las dos icónicas peleas contra Michaels en las ediciones del WrestleMania de 2009 y 2010, seguidas por otras dos contra el compañero de HBK en la agrupación D-Generation X, celebradas en los dos años posteriores.

Finalmente, The Undertaker reconoce que no hubo mejor combate que el primero contra Shawn: «Puedo mostrarle esa pelea a cualquiera y pedirle que encuentre alguna mejor en cuanto a trama y ejecución. Creo que fue de las mejores peleas de la historia.»

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here