El nombre de Floyd Mayweather siempre se mantiene en la esfera de los mejores peleadores de todos los tiempos, con un récord de 50 victorias y 0 derrotas no hay quien pueda discernir en colocarlo ahí. Pero también se relaciona con una vida de excentricidades, lujos y despilfarro de dinero. Sus autos lujosos, joyas y mansiones son alguna de las cosas que el púgil norteamericano suele mostrar en sus redes sociales.

Las fiestas que Money organiza no son excepciones a su estilo de vida y el futbolista retirado Kieron Dyer lo confirma. El inglés fue invitado a la fiesta que Mayweather hizó luego de vencer a Miguel Cotto en el año 2012.

«Nos reunimos y aparecí en la casa de Floyd. Debía haber unas 200 personas en la casa. Tenía todos sus cinturones (de campeón) sobre la mesa, él ya tenía como 11 títulos mundiales y estaban todos ahí. No había señal de él tampoco. Podía tomar uno si quería e irme de allí» dijo Dyer.

Entre su diálogo con el podcast Golf Life dijo que en la fiesta se encontraban mujeres por donde viera. Que no era algo real lo que estaba viviendo en esa mansión ubicada en Las Vegas. Al final dijo que el boxeador solo necesita ser amado y que lo buscaba constantemente.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here