En el cierre de la mítica carrera, que se disputó en Arabia Saudita por primera vez en la historia, el español Carlos Sainz fue el gran ganador. El piloto de Mini, de 57 años, se proclamó campeón por tercera vez en el Rally Dakar. Antes se había coronado en las ediciones de 2010 y 2018.

El veterano corredor, de esta manera, le arrebató el título al catarí Nasser al-Attiyah (Toyota), que finalizó segundo a 6 min 21 segundos de distancia. El oriundo de Madrid, vencedor de cuatro etapas, tomó el mando en el tercer día y lo conservó hasta el final de la competencia.

El podio lo cerró su compañero de equipo, la leyenda francesa Stéphane Peterhansel, que finalizó a 9 minutos y 58 segundos, tras 12 etapas y 7.800 kilómetros de carrera.

Sainz estuvo amenazado por Al-Attiyah, que se colocó a 24 segundos a tres etapas del final, gran parte del certamen. Sin embargo, el español aprovechó los errores de navegación de su rival para tomar distancia.

«Estoy muy contento. Gracias toda la gente que me apoya, a todos los fans, a la familia, por supuesto. Ha sido un rally muy difícil, desde el inicio, con mucho riesgo. Ha supuesto mucho esfuerzo, mucho entrenamiento con el equipo», fueron las primeras palabras que esbozó el deportista ante los micrófonos.

Carlos Sainz, en acción en el Rally Dakar (REUTERS/Hamad I Mohammed)

Su compatriota Fernando Alonso, que supo ser campeón de Fórmula 1, culminó en el puesto número 13 de la grilla. El argentino Orlando Orly Terranova, acompañado por Bernardo Graue, quedó en el sexto escalafón.

Sainz, que es el campeón más veterano en la historia del Dakar, dejó abierta la posibilidad de estar presente en la próxima edición. «Cuando haces algo que es tu pasión y tienes todavía la motivación para hacerlo, no es fácil dejarlo», declaró. No obstante, avisó: «Claro que cada día, cada hora, cada año se acerca el final».

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here