Nasser Al-Khelaïfi, presidente del Paris Saint-Germain (PSG), y Jérôme Valcke, ex secretario general de la FIFA, fueron interrogados este lunes en Berna por la Fiscalía de Suiza por sospechas de corrupción en la atribución de la derechos de televisión de los Mundiales de fútbol. Una tercera persona, cuya identidad no ha sido revelada pero se trata de “un hombre de negocios del sector de los derechos deportivos” está siendo también juzgada por el caso.

El Ministerio Público de la Confederación Helvética indicó en un comunicado que se trata de las últimas audencias en el marco de la investigación criminal abierta en marzo de 2017. Al-Khelaïfi, presidente del grupo de televisión qatarí beIN Media, es sospechoso de haber ofrecido “ventajas indebidas” a Valcke, incluyendo el uso gratuito de una lujosa propiedad en Cerdeña, a cambio de los derechos televisivos de los Mundiales de entre 2018 y 20230.

Al-Khelaïfi, ya inculpado en mayo

Valcke ya fue juzgado por otro caso de corrupción, que le valió una suspensión de 10 años por parte de la FIFA. Como Al-Khelaïfi (inclulpado en mayo por corrupción activa en la investigación por las candidaturas de Doha a los Mundiales de atletismo de 2017 y 2019) y el tercer sospechoso, accedió a comparecer en persona, según el comunicado de la Fiscalía.

Los magistrados investigan 2 pagos por un total de 3,15 millones de euros llevados a cabo en 2011 por la sociedad Oryx Qatar Sports Investment (QSI), dirigida por Khalid Al-Khelaïfi, hermano de Nasser, en beneficio de una sociedad de márketing deportivo dirigida por Papa Massata Diack, hijo del ex presidente de la Federación Internacional de Atletismo, Lamine Diack. Los investigadores quieren averiguar si Lamine Diack favoreció a Qatar a cambio de estos pagos.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here