Las autoridades del Canal de Panamá han anunciado una serie de medidas con la finalidad de garantizar la disponibilidad de agua tanto para el consumo como para el tránsito.

El año pasado fue el quinto más bajo, en los últimos 70 años, en el registro de lluvias en la Cuenca Hidrográfica del Canal de Panamá. La cantidad de precipitación registrada correspondió a 2.149 mililitros, lo que se ubica 20 % por debajo del medio histórico, correspondiente a 2.695.

Esta situación, que se debe a la poca cantidad de lluvias sobre la región, ha hecho que las autoridades del canal hayan tomado una serie de determinaciones dirigidas a la conservación del agua en las operaciones interoceánicas.

El lago Gatún, que abastece al canal, presenta niveles por debajo de su promedio «con el riesgo de no alcanzar los márgenes adecuados para enfrentar la próxima temporada seca», recoge la página web.

El pasado 6 de enero, el lago registró 25,72 metros, medida inferir a los 26,80 metros previstos para la fecha.

Ante la situación del Gatún, el Canal Panamá adoptará una serie de medidas para garantizar la existencia del agua, a partir del próximo 15 de febrero, entre las que se encuentra el incremento del porcentaje (que va de 1 % a 10 %) del peaje que deben pagar los buques, y que dependerá de los niveles del lago, es decir, mientras más bajo, más se deberá cancelar.

Las autoridades también han anunciado que habrá un cargo por adelantado del costo final por el registro de itinerario cuando los buques soliciten el permiso para el tránsito, que dependerá de la longitud del barco.

De igual modo, se llevarán a cabo cambios en el sistema de reservaciones, lo que estará relacionado con los cupos. Diariamente habrá disponibilidad para 27 cupos de buques de distintos tamaños, que van de los 27 metros de longitud a los 366.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here