La Administración Trump espera en pocos días concluir un acuerdo que impida que los centroamericanos busquen asilo en Estados Unidos.

La Voz de América ha obtenido una copia sin firmar del borrador de un acuerdo que la Casa Blanca presentaría al gobierno de Guatemala esta semana. El documento de siete páginas establecería un protocolo de «tercer país seguro» entre los dos países.

Según los términos del acuerdo, los migrantes que huyen por persecución de El Salvador y Honduras se verían obligados a solicitar asilo en Guatemala, una puerta de entrada a México y Estados Unidos. Con pocas excepciones, aquellos que continúan hacia el norte hasta EE.UU. sin probar sus posibilidades en Guatemala serán enviados de vuelta al país centroamericano por las autoridades de inmigración estadounidenses.

México se ha resistido hasta ahora a entrar en un acuerdo de «tercer país seguro» como parte de su reciente acuerdo con la administración Trump para evitar aranceles punitivos. Pero las conversaciones sobre un pacto regional surgieron poco después de que el presidente Donald Trump reveló que había aceptado llegar a un acuerdo con México para frenar los niveles de migración a través del fortalecimiento de la aplicación de las leyes mexicanas.

En mayo, la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza (CBP) de EE.UU. registró el total mensual más alto de detenciones en la frontera sudoeste en 13 años, provocando el enfrentamiento más reciente de Trump con sus contrapartes mexicanos.

Bajo el acuerdo que evitó los aranceles estadounidenses, México se comprometió a desplegar 6.000 soldados de la Guardia Nacional a lo largo de su frontera sur con Guatemala y aumentar los arrestos de migrantes centroamericanos que se dirigen al norte. México también aceptó una expansión de la política de Estados Unidos conocida como «Permanecer en México» o – Protocolo de Protección al Migrante -, que requiere a los migrantes que buscan asilo en Estados Unidos esperar en México una decisión sobre su solicitud.

El acuerdo pendiente con Guatemala, si se firma, sería el primer acuerdo de este tipo con un país latinoamericano en la historia de Estados Unidos. En respuesta a preguntas escritas sobre el borrador del acuerdo, un portavoz del Departamento de Estado para Asuntos del Hemisferio Occidental le dijo a la VOA el jueves que «no vamos a comentar sobre ninguna discusión con Guatemala sobre este asunto».

Delegación de EE.UU. en Guatemala

Hugo Rodriguez, Subsecretario Adjunto para América Central de la Oficina de Asuntos del Hemisferio Occidental, y Carol Thompson O’Connell, Subsecretaria Adjunta Principal de la Oficina de Población, Refugiados y Migración, y asesora legal, estuvieron en Guatemala el jueves como parte de una delegación del Departamento de Estado, según un funcionario del departamento que se negó a ser identificado.

La Casa Blanca finalizó el borrador del acuerdo el lunes, según la fuente, y se esperaba que el acuerdo fuera presentado a las autoridades de Guatemala el jueves, tres días antes de una primera ronda de elecciones presidenciales en ese país.

Sin embargo, hay diferencias de opinión dentro del Departamento de Estado sobre los méritos del acuerdo, según el funcionario del departamento que habló con la VOA. El funcionario dijo que el secretario de Estado de EE.UU., Mike Pompeo, ordenó a los negociadores viajar con una delegación reducida para mantener un perfil bajo por estar tan cerca de la votación.

Un portavoz de la Oficina de Asuntos del Hemisferio Occidental, respondió a una solicitud de comentarios de la VOA sobre el posible acuerdo con Guatemala, diciendo que: «Estados Unidos está comprometido a trabajar con el gobierno de Guatemala y otros países del Triángulo del Norte para reducir la migración ilegal desde y hacia América Central. El 27 de mayo, el gobierno de Estados Unidos firmó un Memorando de Cooperación con el Gobierno de Guatemala para ayudar a detener el flujo de migrantes ilegales que desde América Central hacia el norte a Estados Unidos. Esta iniciativa mejorará la cooperación con Guatemala en materia de seguridad fronteriza; entrenamiento; acciones conjuntas para contrarrestar los flujos ilegales de personas, drogas y dinero; y mejoras en la identificación, manejo y detención de inmigrantes ilegales».

La nota del portavoz estadounidense añade que: «El equipo de Estados Unidos actualmente en Guatemala está trabajando con sus contrapartes guatemaltecas para explorar una gama completa de iniciativas para promover esta agenda, incluyendo el desarrollo de capacidades, el fortalecimiento de las instituciones locales y un mejor procesamiento de asilo. No revelaremos más detalles de conversaciones diplomáticas privadas en curso».

La VOA ha solicitado al gobierno de Guatemala comentar sobre el asunto y está a la espera de una respuesta.

Acuerdo de asilo regional

Si bien el acercamiento a Guatemala no se ha hecho público, la idea de un acuerdo de asilo regional ha sido planteada por los responsables de la política internacional.

El lunes, el vicepresidente Mike Pence dijo a Fox News que el gobierno había llegado a un acuerdo con Guatemala «para decir esencialmente que si las personas están buscando asilo, deberían estar dispuestas a solicitar asilo en el primer país seguro al que llegan». Añadió: «Solo daremos ese paso si es necesario».

También el lunes, el ministro de Relaciones Exteriores de México, Marcelo Ebrard, dijo que las autoridades mexicanas, que se han resistido durante mucho tiempo a la idea de un acuerdo de «tercer país seguro» entre Estados Unidos y México, considerarían cambiar las reglas de asilo después de un período de revisión de 45 días. Pero eso sería solo bajo las condiciones de que «tendrá que ser regional», presentado al Congreso y coordinado con el Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR).

Ebrard sugirió que cualquier modelo regional podría incluir Guatemala, Panamá y Brasil.

Estados Unidos solo tiene un acuerdo de «tercer país seguro», y es con Canadá, firmado en 2002. Según ese acuerdo, ambos países se consideran seguros para los solicitantes de refugio, que están «obligados a solicitar la protección de refugiados en el primer país seguro al que llegan», con pocas excepciones, incluidos los menores no acompañados.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here