El gobierno de Estados Unidos sancionó el viernes al comandante del ejército y al ministro de Hacienda de Nicaragua, por su apoyo al gobierno del presidente Daniel Ortega, al que señalan por corrupción y ataques violentos a la oposición.

La Oficina de Control de Activos Extranjeros  (OFAC, por sus siglas en inglés) del Departamento de Tesoro congeló los propiedades e intereses que Julio César Avilés e Iván Adolfo Acosta tienen en EE.UU. y prohibieron que estadounidenses hagan negocios con ellos.

“La continua violación de derechos humanos, corrupción flagrante y violencia generalizada del regimen de Ortega contra el pueblo nicaragüense es inaceptable”, dijo el secretario de Tesoro, Steven Mnuchin en un comunicado.

EE.UU. acusa a Avilés de rehusarse a desmantelar las fuerzas paramilitares durante las protestas de abril del 2018, que resultaron en enfrentamientos y la muerte de más de 300 personas.

“El ejército entregó armas a las fuerzas parapoliciales que llevaron a cabo actos de violencia contra el pueblo nicaragüense”, explicó Tesoro.

Por su parte, Costa es señalado por proveer apoyo financiero al gobierno de Ortega, contra el que EE.UU. ha impuesto decenas de sanciones a funcionarios de alto rango, y de amenazar a los bancos que participaran en un huelga organizada por la oposición en marzo del 2019.

A principios de marzo, el Departamento de Tesoro sancionó a la policía nicaragüense y a tres de sus comisionados, acusando a la institución por violaciones de derechos humanos.

Ortega ha criticado la política de Washington contra su gobierno y ha señalado a la oposición de “entregar su pueblo a los imperialistas”.

El secretario de Estado de EE.UU., Mike Pompeo, aseguró en un comunicado que su gobierno «continuará aplicando presión al régimen de Ortega hasta que pare de oprimir al pueblo nicaragüense».

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here