El repunte de casos de coronavirus en grandes sectores de Estados Unidos, que ya tenía alarmados a los expertos, podría entrar en una etapa más crítica con las festividades del 4 de Julio, una fecha que agrupa a multitudes y uno de los períodos de más viajes en el país.

Con reportes récord de nuevos casos diarios y opiniones encontradas de que se trata de una nueva ola de la pandemia o que la primera ola nunca terminó, las cifras están obligando a las autoridades a dilatar reaperturas de actividades planificadas para estos días e incluso regresar a medidas de restricción que se levantaron al considerar que la crisis ya había pasado.

El jueves, Estados Unidos registró una cifra récord de 55.274 nuevos casos de COVID-19, superando a los 54.771 anunciados por Brasil el 19 de junio.

La mayoría de las nuevas infecciones están ocurriendo en el sur y el oeste del país, e incluso superan los números reportados en muchos estados hace dos meses, cuando se consideró que era el momento pico de la pandemia.

People sit at an outdoor bar and eating area amid the global outbreak of the coronavirus disease (COVID-19), in Austin, Texas,…

Los nuevos casos aumentan aceleradamente en 37 de los 50 estados del país, especialmente en la Florida, donde se reportaron más de 10.000 el jueves. En Texas y California la situación también parece empeorar.

El gobernador de Texas, Greg Abbott, emitió una orden de uso obligatorio de máscaras para todas las personas en los lugares públicos. Su homólogo de la Florida, Ron DeSantis, ordenó el cierre de bares y algunas playas, pero se ha resistido a exigir máscaras o reimponer las cuarentenas.

En California, el gobernador Gavin Newsom ordenó el miércoles el cierre por tres semanas de restaurantes, salas de cine, comercios de entretenimiento familiar y zoológicos. También hay restricciones en las playas y otros lugares públicos.

Uno de los detalles destacados del repunte reciente es que más gente joven se está infectando, a diferencia de los primeros meses de la pandemia, cuando el virus hizo mayores estragos entre las personas mayores de 50 años y los ancianos.

Los expertos opinan que las personas no están cumpliendo las medidas de protección personal y han bajado la guardia con la llegada del verano.

El doctor Anthony Fauci, director del Instituto de Alergias y Enfermedades Infecciosas de Estados Unidos, la autoridad médica más reconocida del país, ha hecho énfasis en que la pandemia sigue su curso y hay que mantenerse alerta y protegido.

«Estamos en una pandemia sin precedentes”, dijo Fauci el jueves a la red de la Revista de la Asociación Médica Estadounidense. “No habíamos visto nada como esto en los últimos 102 años… y es algo que tenemos que tomar muy seriamente porque tiene muchas implicaciones”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here