El Club Dorados de Sinaloa anunció este lunes la salida del portero argentino Gaspar Servio, quien se burló de los episodios de violencia ocurridos en Culiacán el pasado jueves.

“La institución ha decidido unilateralmente terminar anticipadamente su contrato”, se lee en el comunicado emitido por el club deportivo, previamente dirigido por Diego Armando Maradona.

Dorados abrió una investigación en contra del argentino, luego de que éste publicara en su cuenta de Instagram algunos videos de lo ocurrido en la capital sinaloense la semana pasada, en donde al menos siete de personas perdieron la vida durante un enfrentamiento entre el crimen organizado y el Ejército mexicano.

Los video iban acompañados de canciones de fondo como: “Arde la ciudad” y la “Gata del Vip”, con las que se burló de los momentos de angustia y temor que vivieron los habitantes de la ciudad.

“Tiro, tiro, tiro, puñalada, puñalada”, se escuchaba en una de las melodías que colocó en su historia de Instagram.

En total, fueron cuatro las stories compartidas por el arquero en su cuenta @GasparServio. En la última, se podían apreciar imágenes de cuerpos sin vida tendidos sobre el pavimento.

Servio aseguró minutos después que su cuenta de Instagram había sido hackeada, tras lo cual borró los videos y se disculpó. “Fuerza Culiacán”, escribió en su primera disculpa. “Acabo de recuperar mi cuenta de Instagram, me la habían hackeado”, sentenció en la siguiente historia.

Sin embargo, su disculpa no evitó que el club iniciara una investigación en su contra. Así fue que un día después de las lamentables publicaciones, Dorados anunciara que se habían iniciado las pesquisas pertinentes para tomar las medidas que resultarán necesarias.

“Club Dorados es más que fútbol, somos una institución y personas que formamos parte de una gran familia y el día de ayer nuestra prioridad, como cada que la sociedad lo ha necesitado, fue utilizar toda nuestra capacidad operativa disponible y nuestra casa para ayudar a quienes se encontraban en situación de riesgo”, señaló el equipo en un primer comunicado.

El conjunto sinaloense recordó que en la actualidad, la importancia y repercusión que tienen las redes sociales obliga a los clubs deportivos a tener un manejo responsable de las cuentas de ellos y sus jugadores.

Previamente, el cancerbero había colocado en Instagram una carta en la que reafirmaba que su cuenta había sido hackeada y que alguien con “muy mala voluntad” se había aprovechado de la situación.

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here