Novak Djokovic demostró en el Open de Australia su gen ganador y su combatividad tras ganar en la final a cinco sets a Dominic Thiem para lograr su octavo título sobre la pista dura de Melbourne y, de paso, recuperar el número 1 del ranking ATP en detrimento de Rafa Nadal.

Djokovic confesó ante los periodistas los duros episodios que pasó durante su infancia por culpa de la Guerra de los Balcanes. «Mi educación tuvo lugar en Serbia durante varias guerras en los años 90, eran tiempos difíciles, de embargo en nuestro país donde tenías que hacer cola para tener pan, leche, agua… cosas básicas para vivir. Este tipo de cosas te hacen más fuerte y hambriento para lograr éxitos en lo que elijas hacer».

El tenista de Belgrado confesó que esto le ha hecho crecer como persona y como tenista. «Esa ha sido mi base, vine literalmente de la nada y he pasado por momentos muy difíciles junto a mi familia y mi gente. Recordar de dónde vengo siempre me inspira y me motiva para esforzarme más. Esa es una de las razones por las que encuentro ese extra y esa fortaleza mental para superar los desafíos cuando se presentan».

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here