El martes amaneció movido en River, pero la noticia lejos está de lo futbolístico. El estadio Monumental debió ser desalojado y revisado por la Policía de la Ciudad a raíz de una amenaza de bomba anónima que llegó vía telefónica.

Aunque no está confirmado y la investigación sigue su curso, se sospecha sobre la posibilidad de que la comunicación haya salido de un alumno del colegio del club en época de exámenes finales. Fuentes policiales aseguran que el llamado al 911 fue cerca de las 9 con la voz de un joven.

Deportistas, empleados y alumnos de la institución de Núñez fueron evacuados mientras la Unidad de Explosivos revisó las instalaciones, pero ya retornaron a sus actividades habituales.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here