equipo noruego

La Federación Europea de Balonmano (EHF) ha multado al equipo de Noruega por jugar el Campeonato de Europa de balonmano de playa con unas mallas cortas en lugar de hacerlo con el bikini reglamentario, en el partido contra España por el tercer puesto de la competición disputada en Varna (Bulgaria), al considerarlo como ‘ropa inadecuada’ por no estar autorizado por el reglamento.

La comisión disciplinaria de la EHF impuso una multa de 1 mil 500 euros al combinado escandinavo que afrontó el partido por la medalla de bronce con pantaloncillos cortos a pesar de las advertencias de la EHF, que trató la situación como «un caso de ropa inadecuada».

La actual normativa obliga a las jugadoras a utilizar bikini y que la parte de abajo «no tenga más de diez centímetros en los laterales».

Respaldo de la federación noruega

La Federación Noruega, NHF, apuntó a varios medios que la indumentaria de un equipo debe ser de «libre elección dentro de un marco estandarizado» y que lo importante «es que los deportistas se sientan cómodos».

La NHF trasmitió el respaldo a sus jugadoras. «Estamos muy orgullosos de estas chicas que durante el campeonato de Europa levantaron la voz y dijeron basta. Las respaldamos y apoyamos y juntos lucharemos por cambiar las reglas de la indumentaria».

«Una visión tan machista pertenece a otra época», indicó un diario noruego mientras el ministro noruego de cultura Abib Raja, señaló en twitter que la decisión del organismo deportivo «es completamente ridícula. Se necesita un cambio de actitud en el conservador y machista mundo del deporte».

Habían solicitado jugar en mallas cortas

Antes del torneo, Noruega solicitó la autorización para jugar en mallas cortas a la EHF, que advirtió ya de la posibilidad de una sanción por lo que califica como «caso de vestimenta inadecuada».

La Federación de Noruega, por su parte, anunció que se haría cargo de la multa si su equipo era castigado.

«La Comisión Disciplinaria del Campeonato de Europa de balonmano playa 2021 trató un asunto de vestimenta inadecuada. En el partido por la medalla de bronce contra España, el equipo de Noruega jugó con pantalones cortos que no están autorizados por el Reglamento del Uniforme de Atleta definido en las reglas de Balonmano playa de la EHF. La Comisión disciplinaria decidió imponer una multa de 150 euros por jugadora, es decir, un total de 1.500», justificó oficialmente la EHF.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí