Ousmane Dembélé se presentó por sorpresa en las instalaciones del FC Barcelona para ejercitarse, a pesar de que el jugador, como el resto de la plantillade Ronald Koeman, tenía cuatro días de fiesta por los compromisos de las selecciones.

El jugador francés, acudió voluntariamente al club para seguir con su preparación, consciente de que si finalmente se ha quedado después de su ‘no’ a la cesión al Manchester United, como ha sido su voluntad, tendrá que trabajar duro para cambiar la opinión del técnico, y darle minutos en el campo, cosa que apenas ha ocurrido en este principio de temporada.

El delantero, que ha sido más noticia por su falta de puntualidad y algunas indisciplinas, parece tener claro que su única oportunidad pasa por revertir su actitud y centrarse plenamente enel Barça.

No fue el único que apareció esta mañana por la Ciutat Esportiva. También lo hizo el nuevo fichaje azulgrana, el lateral estadounidense, Sergiño Dest, que quiere aprovechar estos días de parón para mejorar su estado físico trabajando en el club.

Dest ya dio muestra de su potencial en los pocos minutos que contó ante el Sevilla, en sus itución de Jordi Alba, que tuvo que ser sustituído por lesión en la pierna derecha.

Precisamente, el que también acudió a las instalaciones blaugranas fue el propio Alba, que sigue el proceso de recuperación de la rotura en el isquiotibial de su pierna derecha.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here