Paul Boteo, director ejecutivo de la fundación Libertad y Desarrollo habló en La Red acerca de la crisis económica que enfrenta Guatemala durante la pandemia de Covid-19.

Según Boteo en los meses de marzo, abril y mayo hubo una caída y un retroceso económico que se evidencia en el indicador de IMAE, el cual se encuentra a un nivel similar al que se tenía en junio del 2016.

La destrucción de empleo que se hizo en los primeros meses del cierre que se tuvo parcial, ha sido histórico ya que el Banco de Guatemala informó que perdieron 67 mil empleos formales afiliados al IGSS, esto equivale a la destrucción de empleo formal que se había formado en los últimos 3 años.

De igual forma, indicó que existen 150 mil personas que están en una situación de suspensión sin goce de sueldo que están registrados actualmente en el Ministerio de Economía, quienes están em mayor riesgo de perder sus empleos en las próximas semanas si el plan de reapertura llega a fracasar.

Además, dentro de las cifras de la SAT se puede observar que hubo una caída en el mes de marzo y abril del 7%, en mayo 23% y en junio que la caída fue del 15%, la cual es una caída histórica en términos de recaudación. Por lo que se estima que a fin de año se podría tener una caída entre el 3 y 5% del PIB.

Según lo que estima la Fundación Libertad y Desarrollo el PIB en el segundo trimestre del año habría caído un 8% y 10%, lo cual representa la crisis mas fuerte de los últimos 90 años y se tendría que ir muy atrás durante la gran depresión para poder comparar lo que está pasando actualmente con la economía de Guatemala.

Para Paul Boteo la reapertura del país es una buena noticia, ya que desde un punto de vista económico podría significar que la economía con caiga tanto en el tercer y cuarto trimestre como cayo en el segundo trimestre con un 9%. Por lo que este plan de reapertura significa que muchas actividades empezarán a abrir operaciones, pero de forma limitada por lo que de igual forma no se tendrán los mismos niveles que se tenían hace un año y Guatemala seguirá en números negativos en lo que resta del año.

Por último, agregó que es importante tener en cuenta que habrá un incremento de casos en estos últimos meses ya que existirá mayor contacto y apertura. Por lo que es fundamental generar una campaña de comunicación por parte del Gobierno y medios de comunicación para que las personas pueda tomar las máximas precauciones posibles ya que en la medida que se evite la una segunda ola de contagios se evitara el cierre de la economía en el país.

Aquí sus palabras:

 

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here