La cifra de fallecidos tras la rápida propagación del coronavirus ha costado la vida a 106 personas en China hasta el martes, mientras Estados Unidos y otros gobiernos del mundo toman medidas y hacen advertencias para evitar más contagios.

Entre las víctimas mortales recientes se incluye la primera registrada en la capital de China, Beijing, el lunes y otras 24 en la provincia de Hubei, donde se detectó el coronavirus por primera vez en diciembre.

Las bolsas asiáticas cotizaron a la baja por segundo día, arrastradas por las preocupaciones sobre el impacto económico global del virus.

El consulado de Estados Unidos en Wuhan, una ciudad del centro del país que está en cuarentena desde el 22 de enero en un intento por contener la enfermedad, se preparaba para evacuar a sus diplomáticos y a otros estadounidenses. Japón, Francia, Mongolia y otros gobiernos se alistaban para seguir sus pasos.

China ha tomado medidas para contener la propagación de la enfermedad que incluyen la suspensión de los viajes de avión, tren y bus en Wuhan, una ciudad de 11 millones de habitantes. Más de 17 ciudades tomaron acciones similares.

La capital china extendió las vacaciones por el Año Nuevo Lunar en tres días, hasta el domingo, para reducir el riesgo de contagio al hacer que la población se quede en sus casas por el cierre de oficinas y fábricas en todo el país.

Mientras que en Shanghái, el centro financiero de 25 millones de habitantes, amplió las vacaciones hasta el 9 de febrero.

Las autoridades de salud de Estados Unidos ampliaron su recomendación para evitar viajes no esenciales a cualquier parte de China, y no sólo a Wuhan y a otras áreas afectadas por el brote.

Mongolia cerró su extensa frontera con China y Corea del Norte dijo que reforzó sus medidas de cuarentena. Hong Kong y Malasia dijeron que prohibirán el ingreso de visitantes desde la provincia de Hubei. Las agencias de viajes de China ordenaron la cancelación de tours grupales en todo el país.

El lunes se confirmaron 1.771 nuevos casos en China, lo que elevó el total nacional a 4.515, según la Comisión Nacional de Salud. De los afectados, 976 personas estaban graves.

El gobierno de Hong Kong anunció que algunas oficinas gubernamentales seguirán cerradas al menos hasta el lunes y funcionarios no esenciales podrán trabajar desde sus casas.

China reportó ocho casos en Hong Kong y cinco en Macao, y en todo el mundo se registraron más de 45, casi todos con turistas chinos o gente que visitó Wuhan.

Taiwán confirmó el martes que dos turistas de 70 años procedentes de Wuhan padecían la enfermedad, elevando a siete el número de casos en el país. Tailandia señaló que seis miembros de una misma familia de Hubei tenían el virus, para un total de 14 afectados.

Alemania confirmó su primer caso el lunes en la noche. También se han identificado pacientes en Estados Unidos, Japón, Corea del Sur, Vietnam, Singapur, Malasia, Nepal, Francia, Canadá, Australia y Sri Lanka.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here