La Doctora Iris Cazali, encargada del departamento de Infectología del Hospital Roosevelt, habló en La Red acerca de los datos epidemiológicos y las pruebas para detección de COVID-19.

Para la Dr. Cazali es importante conocer que tanto las pruebas de antígeno como las PCR detectan el virus a través del hisopado nasal pero los resultados son distintos. La prueba PCR detecta moléculas muy pequeñas del virus, es por eso, que lo detecta en personas que no tienen tantos síntomas.

A diferencia de las pruebas de antígeno, que necesitan de una mayor cantidad de virus para ser detectado. Por ende, las pruebas de antígeno son recomendadas únicamente para las personas que poseen síntomas.

De igual forma, indicó que el Ministerio de Salud ha hecho pruebas de validación entre las PCR y de antígeno, para comprobar si existe una concordancia entre ambas. Sin embargo, en todas las pruebas pueden existir falsos negativos y falsos positivos.

Según la Doctora Cazali, los falsos positivos se generan cuando hay un cruce de información que está detectando pedazos de coronavirus y no necesariamente de COVID-19. Al igual que, si la prueba no se hizo correctamente o los guantes que se utilizaron están contaminados, pueden aparecer falsos positivos.

Por último, añadió que los aspectos más importantes que se deben considerar al momento de la reapertura del país es la velocidad con la que se están multiplicando los casos, el número de fallecidos y camas ocupadas en los hospitales, ya que estos aspectos son indicadores de cómo se muestran los casos dentro de Guatemala y así tener un control efectivo.

De igual forma analizar que no será la misma medición en los distintos departamentos en donde tienen una mayor población y en donde se tendrá que ser más cauteloso para reabrir las actividades.

Aquí sus palabras:

 

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here