Paul Boteo, Director General de Fundación Libertad y Desarrollo habló en La Red sobre la situación económica del país según el Reporte de Actividad Económica de junio 2020 que desarrollaron.

Según Boteo es importante ver la magnitud de lo que está ocurriendo, ya que el índice Mensual de Actividad Económica (IMAE) da una idea de cómo está el crecimiento del PIB en el primer trimestre, mostrando así una caída del 5.2% en marzo y 10.2% en abril, una de las caídas más fuertes en los últimos 38 años.

Explicó que existen otros indicadores clave como la caída de las importaciones que son un indicador de consumo en Guatemala, tal es el caso de las importaciones gravadas que cayeron un 46% en el mes de mayo, siendo esta una caída histórica. Al igual que las importaciones de bienes de consumo no duradero, es decir alimentos y bebidas que tuvieron una caída del 12% en los meses de marzo y abril.

 

Para Paulo Boteo, las personas no solamente están dejando de consumir bienes que podrían considerarse de lujos, sino también bienes básicos, por lo que eso da un indicador en la caída de los ingresos de los guatemaltecos y es cuando se debe comenzar a hablar que la economía de Guatemala esta ya en una recesión.

De igual forma, hace mención que el Banco Central ha sido muy conservador, ya que daba una estimación de contracción de la economía del 0.5% una caída demasiado baja considerando el contexto. La semana pasada la actualizó y ahora estima que la caída de la economía en Guatemala será de 2.5%, por lo que ya se está acercando a las estimaciones de otros organismos internacionales.

El Director General Boteo explicó que una recesión es cuando se contrae la economía en dos trimestres consecutivos, esto debido a que se está viviendo una situación histórica debido a la pandemia de COVID-19. Tal es el caso de Estados Unidos que ya reconoció que su economía está en una recesión, por lo que sería importante que Guatemala tuviera esa honestidad y reconocer que se encuentra en una grave crisis económica.

Por último, Paulo Botero añadió que Guatemala seguirá con números negativos, ya que no solo se ve una caída del consumo interno, sino una caída de la inversión, específicamente porque se ha importado menos materia prima y bienes de capital. Por lo que es necesario aprender a vivir con esta situación tomando las medidas necesarias para ir abriendo la economía.

Aquí la entrevista:

 

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here