Diferentes sectores y analistas económicos opinaron acerca del ISO y si consideran que se tiene que eliminar.

El exministro Julio Héctor Estrada indicó que el ISO fue generado como un impuesto temporal y tiene la función de ser como un impuesto sobre la renta mínimo que las empresas pagan por adelantado y luego descuenta.

Estaba combinado con una regla llamada 97-3 que mencionaba que las empresas tenían un 3% de margen, está regla se anuló en la reforma del 2012 y quedó solo el ISO.

Según Estrada se podría quitar el ISO pero habría que regresar a una norma como la del 97-3, para que de alguna manera se pueda evitar que exista demasiada evasión de impuesto sobre la renta.

Además señaló que no es momento de reducir impuestos cuando la recaudación está en un momento muy difícil, por lo que sería un mejor momento para dar alguna facilidad para pagar el ISO  a las empresas que son particularmente afectadas.

 

Por su parte, el analista económico, Hugo Maul mencionó que el ISO tiene elementos tributarios para fortalecer el cumplimiento, obviamente tiene un impacto financiero para los contribuyentes.

De igual forma, explicó que el ISO forma parte de un esquema tributario que fue diseñado por el Ministerio de Finanzas, el cual tiene como propósito los llamados impuestos mínimos de anticipo para cumplimiento obligatorio y así garantizar que los empresarios al menos paguen un porcentaje de impuesto sobre la renta.

Agregó que en la mayor parte de los países del mundo lo que sucede es que los empresarios tienden a cumplir un porcentaje muy pequeño de la tributación y debido a la falta de un buen diseño en el impuesto sobre la renta muchas veces los Gobiernos se ven obligados a crear el impuesto de solidaridad.

Para el analista Maul el ISO debió desaparecer en el año 2013 porque un año anterior el Gobierno había eliminado muchas de las deducciones que no tenían sentido. Sin embargo, el Gobierno en aquel entonces lo que hizo fue que eliminó las deducciones y luego las reconstituyo e impidió que se eliminara el ISO.

Por lo que el ISO se podría eliminar porque es mucho mejor que se elimine los impuestos para no tener ese tipo de impuesto mínimos, pero para eso lo más apropiado es que se restructure el impuesto sobre la renta, eliminando muchas de las deducciones que no tienen relevancia como los gastos a los accionistas, los gastos para realizar eventos o tener muchos gastos que hoy no tienen mucho sentido económico.

Añadió que el ISO es algo que no debería de existir, pero existe porque el impuesto sobre la renta no se terminó de rediseñar como correspondía en el periodo de 2012.

 

Por último, el analista de ICEFI, Abelardo Medina indicó que para quienes lo están pagando es un costo muerto importante que les vendría ayudar en su flujo de caja y que les vendría ayudar a superar la situación que están viviendo.

Pero en términos de económica política es muy difícil pensar que el Gobierno llegue a sacrificar un impuesto y abrir un hoyo tributario más grande.

Para Medina su oposición no es a quitar el impuesto si no cuál es el contexto en el cual se está guiando la discusión en materia tributaria y reconocer la restricción que hoy tiene el Fisco en cuanto a recaudación y quitar ese impuesto implicaría cobrar menos lo cual hace bastante difícil la viabilidad política de la medida.

Por lo que señaló que en términos generales el ISO es un impuesto que hoy es menos importante de lo que era antes, pero aun así podría estar afectando.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here