El Banco de Guatemala ha informado que contrario a lo que se pensaba, las remesas familiares procedentes de Estados Unidos han tenido un incremento considerable en este último reporte pese a las condiciones del Covid-19 que afectan a todo el mundo.

Fabián Juárez, analista económico mencionó que dentro de todo el panorama negativo que se ha visto con la pandemia del coronavirus en la economía de Guatemala un repunte en el ingreso de remesas es definitivamente algo muy positivo, especialmente para las familias guatemaltecas que dependen de las remesas.

Este año en el 2020 se empezó con un ingreso de remesas muy fuerte ya que en enero hubo una variación del 21% respecto a lo que se había recibido el mismo mes del año anterior y esto presentaba un escenario muy positivo en el envío de remesas que se vino abajo a media que se empezaron a dar las restricciones y la crisis del Covid-19, en donde se vieron caídas del 10% al 20% entre marzo y mayo pero de nuevo un repunte en junio con un 9% de aumento respecto a lo que se había recibido ese mes el año anterior.

Según Juárez esta tendencia en su momento en junio se explicó por la reapertura de la economía en Estados Unidos y al parecer esta misma tendencia se mantuvo en julio con un ingreso histórico en el envío de remesas familiares que representan un aumento de un 13.2% respecto a lo que se había recibido el año anterior, por lo que ya se pudo ver una recuperación bastante fuerte.

Para el analista esto es muy importante porque es una ayuda que apoya a 6 millones de personas y a cambiar las perspectivas que se tenían en los meses anteriores.

Asimismo, indicó que Banguat había calculado que el envío de remesas iba a caer en un 9% y después lo bajaron a un 6.5% y ahora tendrán que adecuar un poco sus perspectivas debido a estas recuperaciones que se están dando.

Por último, señaló que esta situación pone en evidencia como el envío de remesas familiares en el país son muy resilientes ya que en mayo las remesas acumuladas habían caído en un 3% mientras que en países vecinos como Honduras y El Salvador habían caído un 8% y 11% respectivamente. Por lo que esta misma resiliencia se espera que se mantenga a medida que se vaya desarrollando la crisis.

 

Por su parte, el analista económico Luis San José indicó que lo que se ve principalmente con el tema de las remesas es un comportamiento contrario del que se esperaba cuando inicio esta pandemia.

Se puede evidenciar que hubo una disminución pequeña en los meses de abril y mayo al igual que se sabe que el mes pasado fue un dato histórico en los últimos 10 años. En cuanto al envió de remesas está relacionado con la reapertura comercial de Estados Unidos que continúa y se abrió hace un par de meses en varios sectores como servicios en donde la mayoría de migrantes emplea al igual que el sector agrícola.

Para el analista San José otro de los aspectos que pudo haber permitido este incremento es que se han recibido algunas ayudas por parte del Gobierno de Estados Unidos para los ciudadanos, por lo que puede ser que algunos de los guatemaltecos que envían remesas también hayan sido acreedores de estos beneficios.

Añadió que el hecho de que las remesas estén continuando sus ingresos podría apoyar en evitar el efecto que se espera en la caída de la actividad económica en Guatemala.

 

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here