Marco Livio Díaz, Superintendente de Administración Tributaria habló en La Red acerca de cómo están llevando a cabo el plan de fiscalización para combatir el contrabando de las aduanas.

Según Díaz en la SAT cuentan con un programa integral de facilitación, control y fiscalización. En la parte de facilitación han bajado el índice de revisión, pero con mucho riesgo para detectar a los contribuyentes que no declaran bien. Luego en control están firmando algunos acuerdos para tener acceso a la base internacional en donde todos los países suben las mercaderías o las compañías que tienen historial de pagar malos impuestos.

Asimismo, en fiscalización tienen dos grandes planes, el primero son los puestos de control, de los cuales el primero ya se encuentra en Pajapita, San Marcos y el segundo se pondrá en Entre Ríos, Izabal. Ambos puestos serán esfuerzos de control que formarán unos anillos en las carreteras y así el Estado pueda retomar el control territorial. Luego el segundo plan de la SAT es la fiscalización a posteriori que llevarán a cabo a través de un departamento dedicado solo a fiscalizar las mercancías en aduanas.

El Superintendente Díaz explicó que no se enfocarán en los pasos ciegos ya que son 132 y si se cubre uno, de inmediato abren otro. Por ello están diseñados los puestos de control interinstitucional que en total serán 12 para cubrir todas las carreteras en donde se transporta la mercadería.

De igual forma indicó que el principal reto es aumentar los controles preventivos y en eso están trabajando a través de firmar el acuerdo con México del traslado de información sobre las mercaderías que entran y salen, al igual que están dictaminando el acuerdo con las aduanas de Estados Unidos para recibir la misma información, lo cual permitirá un mejor control sin retardar el ingreso de la mercadería que viene con buenos contribuyentes.

Para Marco Livio Díaz existen tres sectores que más se ven afectados por el contrabando, en primer lugar, el sector de alimentos, ya que existe mucho contrabando sobre todo en México, el segundo es ropa y el tercero productos que tienen marca ya que entra bastante mercadería sin los registros intelectuales correctos.

Por último, indicó que otras de sus acciones dentro del plan de fiscalización es la instalación de un marchamo electrónico a todas aquellas mercaderías que no han pagado impuestos, con la finalidad de monitorear en tiempo real donde se encuentran dichas mercaderías. Añadió que la SAT seguirá resolviendo con tecnología los nuevos retos que se presenten.

Aquí la entrevista:

 

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here