La silbante guatemalteca Astrid Gramajo cumplió con gran profesionalismo en su debut como central en el partido de Guastatoya frente a Sanarate.

Gramajo hizo historia al convertirse en la primera mujer árbitro en dirigir un partido en Liga Nacional.

Gramajo comienza una nueva etapa donde se espera pueda seguir teniendo más oportunidades a lo largo de la competencia.

Durante los 90 minutos, Astrid mostró gran personalidad y buena condición física, acompañó de cerca todas las jugadas.

Además contó con el respeto de los jugadores que en ningún momento objetaron sus decisiones.

En este primer partido en Liga Nacional, la silbante nacional mostró dos tarjetas amarillas, la primera al minuto 65 para Yosel Piedra, de Sanarate, y la segunda a Rubén Morales, al 85, de Guastatoya.

La participación de Astrid Gramajo fue seguida de cerca por los guatemaltecos, quienes le han felicitado por este paso tan importante en su carrera.

Gramajo, quien es originaria de Salamá, Baja Verapaz, es árbitro Fifa y durante más de 8 años de experiencia ha ido ganando terreno tanto a nivel nacional como internacional.

*Con información de Prensa Libre

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here