El subsecretario interino del Departamento de Seguridad Nacional (DHS por sus siglas en inglés), Ken Cuccinelli, dijo el lunes en una teleconferencia de prensa que los arrestos de migrantes ilegales en la frontera con México se redujeron en un 71% en diciembre de 2019 y que en el mismo período, la cantidad de familias centroamericanas que llegan a la frontera han disminuído en un 85%.

«Las personas se han dado cuenta que el viaje es fútil en este punto y que con la migración ilegal serán deportadas», dijo Cuccinelli.

Agregó que los acuerdos que Estados Unidos ha firmado con los países centroamericanos y México, han contribuido a que haya un mejor control en las fronteras y en los flujos migratorios.

Se refirió además a la manera como las fuerzas de seguridad mexicanas manejaron la situación con la más reciente caravana de migrantes centroamericanos, la mayoría de ellos hondureños, que fueron detenidos literalmente por una barrera de agentes policiales y del ejército que utilizaron gases lacrimógenos y fuerza para dispersarlos y enviarlos de regreso a Honduras.

«Cómo lidiaron con la caravana, Guatemala y México, que como cualquier país soberano deciden cómo lidiar con sus asuntos, este año han estado mejor preparados, nosotros lo hubiéramos hecho diferente pero cada país toma sus decisiones para defender sus fronteras», agregó el funcionario.

Cuccinelli se refirió además a los cambios que han sucedido en El Salvador, bajo la administración del presidente Nayib Bukele.

«Lo que ha pasado en El Salvador con las políticas de seguridad del presidente Bukele, y lo logrado tan rápidamente, está afectando de la manera más positiva», comentó.

Mencionó además la caravana que intentó salir recientemente de El Salvador pero que terminó con el arresto de un supuesto «coyote» o traficante de personas, al que las autoridades acusaron de estar organizando el grupo.

«En Estados Unidos reconocemos su trabajo y esfuerzos por llevar seguridad a la gente y vamos a apoyar esos esfuerzos», dijo Cucinnelli.

El subsecretario de Seguridad Nacional dijo que los avances en la lucha contra la migración ilegal están dando los resultados previstos y que seguirán trabajando de la mano de sus socios regionales.

La semana pasada, el DHS lanzó una fuerte advertencia a quienes intentan el viaje de modo irregular. “El Departamento está priorizando la seguridad de nuestros oficiales y del pueblo estadounidense».

Si algún miembro de la caravana llegara a la frontera entre Estados Unidos y México, será procesado en consecuencia, separado y devuelto o repatriado rápidamente”, advirtió en un comunicado, en relación a la caravana que fue disuelta en México.

Al respecto, el presidente López Obrador ofreció 4.000 empleos a los migrantes de esa caravana.

«Tenemos más de 4.000 empleos en la frontera sur, desde luego albergues, pero hay trabajo en nuestro país», dijo el mandatario la semana pasada en su habitual conferencia matutina.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here