Un grupo de personas ha presentado una demanda colectiva contra Apple y Samsung en California (EE.UU.), alegando que los teléfonos móviles de esas compañías incumplen los estándares de radiación máxima y ponen en riesgo la salud.

Según reza la denuncia, teléfonos móviles de esas empresas exponen a los usuarios a emisiones de radiofrecuencia «en algunos casos un 500 por ciento» por encima de los límites impuestos por la Comisión Federal de Comunicaciones (FCC, por sus siglas en inglés).

Citando «numerosas publicaciones científicas recientes», los demandantes señalan que estas emisiones provocan «un mayor riesgo de cáncer» y otra serie de efectos nocivos, incluidos daños genéticos, cambios en el sistema reproductivo, y trastornos neurológicos.

Ninguno de los demandantes afirma haber sufrido alguna enfermedad o dolencia producto del uso de estos teléfonos, sino que buscan retribución de parte de esas empresas por presuntamente incurrir en delitos como negligencia, incumplimiento de garantía, fraude al consumidor y enriquecimiento injusto.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here