El tenista británico Andy Murray volverá a jugar el cuadro individual de un gran torneo tras ser invitado al de Shanghai (China), escenario del octavo Masters 1.000 de la temporada y que se disputará del 5 al 13 de octubre.

El jugador escocés, de 32 años, ha aparcado su intención de retirarse, anunciada a principios de año por su estado físico, y gracias a una segunda operación de cadera parece que puede, al menos, alargar su carrera deportiva también en individuales tras haber retornado en junio ya en la modalidad de dobles. De momento, ya jugó, con derrota en primera ronda, en el Masters 1.000 de Cincinnati y en Winston-Salem, además del Challenger que organiza Rafa Nadal.

«Deseo volver a Shanghai, un torneo en el que he tenido éxito en el pasado. Gracias al torneo por la ‘wild card’, es genial poder continuar mi regreso y jugar más tenis en China», celebró el de Dunblane en la web de un torneo que ganó en 2010, 2011 y 2016.

Por su parte, el director del torneo, Michale Luevano, se mostró «encantado» del regreso de un jugador que «ha tenido tanto éxito» en la lujosa ciudad china. «Ha pasado por muchos problemas físicos en los últimos tiempos, por lo que verle volver haciendo lo que ama es muy gratificante para todos en el tenis», se sinceró en la web del evento.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here