Gustavo Alfaro se mostró entero en la conferencia de prensa posterior a la caída de Boca frente a River en el Monumental, por la ida de las semifinales de la Copa Libertadores 2019. Y analizó las claves del partido.

«La planificación no te la cambia el penal, pero sí los estados de ánimo. Empezar con un penal ganando el partido, obviamente que tranquiliza a uno e intranquiliza a otro. Había que presionar arriba, no concederle tanto la salid a a River, pero al tener que salir a revertir el resultado asumís riesgos y espacios que tenés que conceder», lamentó el entrenador.

«En el primer tiempo Boca estuvo a tiro del empate. Lamento la forma en que se da la jugada del penal, si lo revisó y lo vio debe haber sido, pero vino de un lateral y estos partidos son de detalles, que te sacan o te dejan adentro. No son partidos de muchas chances, entonces cuando se presentan tenés que tratar de cristalizarlas. Desde el segundo tiempo quería ver si podíamos tener la pelota en la mitad de la cancha, porque cuando rompíamos la primera presión de River encontrábamos espacios, por eso fue poner a Carlos (Tevez) a espaldas de Enzo Pérez. No podía tener más de 20 minutos a (Eduardo) Salvio, pregunté en el entretiempo si estaba para 30 y el médico me dijo 20. Lamentablemente sabíamos que nos exponíamos al contragolpe, a la jugada del segundo gol, pero para nada creemos que la chance está cerrada, nos queda una vida, River es un buen equipo pero nosotros vamos a dejar la piel para tratar de dar vuelta la serie», completó el entrenador.

Por último, resumió lo que piensa para lo que viene: «El mérito de River es conseguir la victoria, nosotros en lo anímico no tenemos que trabajar. Tenías que ver el vestuario recién, el equipo está de pie. Tenemos fe en que lo vamos a dar vuelta. Necesito recuperar a Salvio, (Mauro) Zárate, Wanchope (Ábila), no voy a poder tener a (Nicolás) Capaldo. Tengo 20 días para tratar de poner a todos los jugadores bien».

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here