El Real Madrid inicia este miércoles en el Campo Municipal de El Collao su andadura en la Copa del Rey 2020-21 en unos dieciseisavos a partido único ante el CD Alcoyano, una oportunidad para los de Zinédine Zidane de olvidar su efímera participación en la Supercopa de España.

La eliminación en semifinales ante el Athletic Club (2-1), a la postre campeón de la competición celebrada este año en Andalucía, terminó por destapar nuevamente los problemas de los blancos a la hora de mantener la concentración. Una primera mitad falta de tensión, donde llegaron los dos goles de los de Marcelino García Toral, dejó sin efecto la reacción final del cuadro madridista.

Ahora, antes de regresar a LaLiga Santander, donde en las últimas tres jornadas se han dejado puntos ante el Elche (1-1) y ante Osasuna (0-0), el equipo debuta en una competición donde ya han caído Primeras como el Atlético, el Celta, el Getafe, el Huesca, el Eibar, el Alavés, el Cádiz y el Elche, y que no se le ha dado excesivamente bien con el técnico francés, que nunca ha pasado en sus tres intentos de cuartos, ronda en la que se estrelló la pasada temporada en el Bernabéu ante la Real Sociedad (3-4).

«No es un partido trampa. Vimos lo que hicieron, acaban de eliminar a un Primera. Sabemos lo que está pasando en esta competición y lo que tenemos que hacer es estar al 100% desde el minuto 1. Jugando contra un equipo de Segunda B es justo lo contrario, sabemos contra quién vamos a jugar», advirtió en rueda de prensa Zidane.

El técnico francés, que hasta el momento se ha amparado en un once casi inamovible, podrá ahora dar oportunidades a los jugadores que han gozado de menos minutos esta temporada. Sin los tocados Sergio Ramos y Carvajal, ha dado descanso a Luka Modric y Raphaël Varane y ha dejado en Madrid a un Martin Odegaard que tras iniciar titular la campaña ha dejado de gozar de la confianza del de Marsella.

Así, todo hace indicar que el ucraniano Andriy Lunin disputará su primer partido del curso, y el primero oficial como madridista, y formará bajo palos en sustitución de Thibaut Courtois, mientras que Nacho y Militao serán la pareja de centrales, y Odriozola y Marcelo podrían ser los laterales.

Fede Valverde e Isco, junto a Casemiro, podrían integrar el centro del campo titular, que tratará de surtir de balones a un tridente atacante en el que Zidane podría apostar por el belga Eden Hazard, que necesita tiempo para recuperar su estado de forma tras su enésima lesión como futbolista blanco, junto a Vinícius y Mariano.

Con información de Infobae

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here