El Barça terminó 1-1 con el cuadro vasco en tiempo reglamentario pero se impuso 3-2 desde los 12 pasos. Ahora aguardará por Real Madrid o Athletic Bilbao, que juegan mañana. El argentino, con molestias, no fue ni al banco.

Al Barcelona le alcanzó con la tanda de penales frente a la Real Sociedad para clasificarse a la final de la Supercopa de España. Los dirigidos por Ronald Koeman triunfaron 3-2 con los tiros desde los 12 pasos luego del 1-1 en tiempo reglamentario y la prórroga.

Lionel Messi, con molestias, no fue de la partida ni estuvo en el banco de suplentes en la ciudad de Córdoba. La otra llave se definirá mañana: actuarán Real Madrid y Athletic Bilbao.

Pasó poco y nada a lo largo de los 90 minutos, en los que se contabilizaron escasas situaciones de gol. Portu, solo en el área, tuvo una buena posibilidad para los vascos, previo a la apertura del tanteador en la cabeza del holandés Frenkie De Jong, quien conectó a los 39 del primer tiempo tras la asistencia de Antoine Griezmann. El empate llegó a través de una pena máxima: Mikel Oyarzabal no falló y empardó la cuestión en el estadio Nuevo Arcángel.

Lo más jugoso de la acción estuvo en la prórroga, donde ambos generaron situaciones como para desnivelar. Al minuto 99 Dembélé recibió en el área y enganchó para su derecha, remató débil al cuerpo del arquero y sintió un dolor que casi lo saca del partido. Ya en el segundo tiempo extra el que desaprovechó su chance fue Griezmann, con una buena volea retenida por el arquero rival. De contragolpe, Oyarzabal tuvo una doble sin efectividad.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here