•  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Yerry Mina sorprendió a más de uno cuando pisó descalzo el césped del Camp Nou. Pronto se dará cuenta de que es algo habitual en el central colombiano, que tiene la superstición de pisar siempre descalzo la hierba de los campos en su primer contacto. Suele hacerlo en los calentamientos por las dificultades lógicas que supondría hacerlo antes de cada partido. Mina mantuvo su superstición en el Camp Nou antes de calzarse las botas en medio de la euforia de sus compatriotas colombianos.

“¡Visca el Barça!”, gritó el futbolista emocionado ante la ilusionada mirada de los 8.552 aficionados que asistieron a su presentación (7.436 hubo en la de Coutinho). Unos metros por detrás, su tío y agente Jair contemplaba absorto la escena. También estuvo André Cury, que ha hecho de intermediario en la operación. Con él, toda la plana mayor de directivos del Barça. El vicepresidente deportivo Jordi Mestre, Javier Bordas (vicepresidente de la primera plantilla), Óscar Grau (CEO el club), Fran Carbó (nuevo hombre fuerte en la negociación de contratos), Pep Segura y Robert, responsables de la secretaría técnica.

Yerry Mina no llega en forma. Ha estado un mes de vacaciones después de la finalización del Brasileirao y trabajó con un preparador físico pero habrá que esperar para verlo sobre el césped o, al menos, fino y en un buen estado de forma.


  •  
  •  
  •  
  •  
  •  
  •