• 2
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

La mejor defensa es un buen ataque. Simon Yates aplicó el dicho en las rampas de La Rabassa y dejó prácticamente sentenciada la Vuelta a España 2018, a falta de la gran etapa andorrana de este sábado: seis puertos concentrados en 97 kilómetros.

Por respeto al pasado épico del ciclismo, tendremos que pensar que todavía hay terreno para un vuelco. Pero es poco previsible. El británico, que entró segundo, distanció a 1:38 a Alejandro Valverde, que ofreció malas sensaciones en la subida. La altitud (2.025 metros) siempre le ha quebrado.

La hecatombe española no paró ahí, porque Steven Kruijswijk arrebató también la tercera plaza del podio a un dubitativo Enric Mas, que primero se pegó al murciano y después a Miguel Ángel López, su rival como mejor joven, mientras que el rojo y el cajón se le estaban marchando por delante.


  • 2
  •  
  •  
  •  
  •  
  •