• 10
  • 1
  •  
  •  
  •  

Le hacían falta 16 rebotes para lograr una nueva salvajada histórica y los logró cuando no había disputado ni 23 minutos de la última jornada. Russell Westbrook se convirtió anoche en el primer jugador de la historia de la NBA que promedia un triple-doble en dos temporadas, con el añadido de haberlo logrado de forma consecutiva.

Westbrook, que al descanso del partido contra los Grizzlies —137-123 para Oklahoma City— llevaba 1 punto, 11 rebotes y 12 asistencias, cerró la noche con 6 puntos, 20 rebotes y 19 asistencias en 37 minutos de juego. A mediados del tercer cuarto, en el momento en el que consiguió su rebote número 16, el público estalló en una ovación hacia su mejor jugador, algo a lo que Westbrook respondió con pequeño un gesto de agradecimiento.

El base no desaprovechó la oportunidad que su bagaje durante la temporada le dejase a las puertas de un nuevo logro histórico y apretó los dientes para conseguirlo. El lunes necesitaba 34 rebotes en los dos últimos partidos y capturó 18 ante Miami y los mencionados 20 ante Memphis. Misión cumplida.

Los números para la historia, otra vez
El anterior curso fue cuando Westbrook se convirtió en el segundo jugador de la historia de la NBA que lograba terminar una campaña promediando un triple-doble, algo que solo había logrado Oscar Robertson 55 años antes cuando terminó la 1961-62 con 30,8 puntos, 12,5 rebotes y 11,4 asistencias por noche.

La hazaña de Robertson se consideró algo irrepetible durante décadas, pero Westbrook no solo lo igualó el año que pasado que este ha vuelto a repetir. Sus promedios de la temporada, nuevamente increíbles: 25,4 puntos, 10,1 rebotes y 10,3 asistencias. La temporada pasada, con menos ayuda en el equipo, fueron 31,6 puntos, 10,7 rebotes y 10,4 asistencias.

El pasado curso Westbrook logró 42 triples-dobles, un festival casi diario del que nos hicimos eco con un seguimiento especial, y en la actual campaña se ha quedado en 25 triples, dejando su cifra total en 104, el cuarto jugador con más triples-dobles de la historia de la NBA.

En la 2017-18, por cierto, hasta cuatro jugadores han logrado al menos 10 triples-dobles: Westbrook (25), LeBron James (18), Ben Simmons (12) y Nikola Jokic (10).

Sus rebotes
Algunos critican a Westbrook que varios de sus rebotes en los partidos son fáciles o conseguidos gracias al apoyo de sus compañeros. El base, y sus compañeros, siempre han defendido que ese es el mejor estilo de juego que le conviene a los Thunder. Y además, para Westbrook, quien hace algo así es porque puede y quien no, porque no puede, claro.

“Mucha gente hace bromas sobre las estadísticas y los rebotes”, dijo Westbrook el miércoles por la mañana. “Si la gente pudiera conseguir 20 rebotes cada noche, lo haría. Si la gente pudiera capturar 15 rebotes, lo haría. La gente que habla y dice cosas debería intentar hacerlo y ver lo complicado que es”.

“Como mucha gente habla, ya estoy cansado de oír lo mismo de los rebotes, de robar rebotes, toda esa mierda”, continuó el MVP. “Me enorgullezco en lo que hago. Salgo a jugar y conseguir la bola antes que nadie. Así es como es. Si no quieres hacerlo, yo lo haré. Simple como eso”.

“Cada partido te dice lo que tienes que hacer”, explicó Westbrook defendiendo el porqué de capturar tantos rebotes. “Conseguir balones sueltos, rebotes sueltos, iniciar el contraataque, es algo muy pero que muy beneficioso para nuestro equipo y algo que en mi opinión no puedes parar al conseguir un rebote rápido y subir rápido, porque no hay forma de prepararse para ello. Y es algo bueno para nuestro equipo”.

Fuente: NBAManiacs


  • 10
  • 1
  •  
  •  
  •