• 79
  •  
  •  
  •  
  •  

El Barcelona con un once inicial inédito, por la ausencia de casi todas sus estrellas, empató sin goles (0-0) en su visita al colista Huesca, pero mantiene su gran ventaja al frente de la clasificación de LaLiga Santander.

Pensando en el partido de vuelta de la Champions League el martes contra el Manchester United, en el que los azulgranas defenderán el 1-0 logrado en Old Trafford, el técnico del Barcelona Ernesto Valverde decidió dejar a muchas de sus estrellas, presentando ante el colista Huesca un once inhabitual.

De hecho, salvo el portero alemán Marc André Ter Stegen, el resto de componentes del equipo inicial no ha sido titular habitual esta temporada y algunos, como el colombiano Jeison Murillo o los jóvenes Jean-Clair Todibo, Moussa Wagué y Riqui Puig jugaban sus primeros minutos del curso.

En ausencia de Lionel Messi y de Luis Suárez, la dupla atacante que presentó Barcelona estaba formada por el francés Ousmane Dembelé y el ghanés Kevin-Prince Boateng.

Con tantos cambios, no fue de extrañar que el juego del Barza no fuera el habitual y el partido estuvo más igualado de los 49 puntos de diferencia que había entre ambos equipos al comenzar el encuentro.

Pese a jugar con muchos suplentes, Barcelona pudo haberse llevado los tres puntos de Huesca ante un equipo que también necesitaba la victoria para mantener sus opciones de salvar la categoría.

Barcelona tuvo casi el 75% de la posesión del balón y disparó 10 veces al arco contrario, por sólo 6 del Huesca, que también contó con alguna ocasión para haber ganado al líder.

Tras este resultado, Barcelona suma 74 puntos, 12 más que el Atlético de Madrid, que jugará este sábado al Celta (16º) y 14 al Real Madrid, que el lunes visitará al Leganés (12º).


  • 79
  •  
  •  
  •  
  •