• 24
  •  
  •  
  •  
  •  

El presidente Donald Trump viaja el jueves a la frontera con México en otro esfuerzo por demostrar que existe una crisis en la zona y es preciso levantar el muro, un día después de que diera abrupto fin a una reunión con los demócratas y justo cuando el cierre parcial del gobierno entra en su día 20 sin que aparezcan soluciones a la vista.

Antes de llegar a la frontera, el presidente estadounidense se refirió a la manera cómo los demócratas describieron su actitud durante la reunión que sostuvieron el miércoles y expresó que al escuchar la negativa a los fondos para el muro por parte de la presidenta de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi, “me despedí cortésmente y me fui, ¡sin golpes!”, escribió el jueves en Twitter.

Trump exige 5.700 millones de dólares para levantar el muro en la frontera sur y hacer frente a la inmigración ilegal y los demócratas se niegan a entregar esa cifra indicando que la seguridad fronteriza se puede alcanzar sin necesidad de esa estructura que catalogan de inefectiva y hasta inmoral.

Está previsto que en su viaje el jueves a McAllen, Texas, Trump visite una comisaría de la patrulla de fronteras para participar en una mesa redonda sobre inmigración y seguridad fronteriza, y asistirá a una reunión informativa sobre seguridad en la zona.

McAllen está en el Valle del Río Grande, la zona de la frontera que registra más cruces ilegales a territorio estadounidense.

El presidente viajará a Texas con los dos senadores republicanos John Cornyn y Ted Cruz.


  • 24
  •  
  •  
  •  
  •