El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, dijo el lunes que su administración está estudiando la posibilidad de extender el estado de protección temporal (TPS por sus siglas en inglés), otorgado a las personas que no pueden regresar de manera segura a sus países, a los inmigrantes de las Bahamas, damnificados por el huracán Dorian.

Ante periodistas en la Casa Blanca, Trump dijo, sin embargo, que Estados Unidos debe asegurarse de que los inmigrantes de las Bahamas tengan la documentación debida.

La administración Trump ha tratado de restringir severamente la inmigración tanto legal como ilegal. El lunes, el comisionado interino de Aduanas y Protección Fronteriza (CBP por sus siglas en inglés) de Estados Unidos, Mark Morgan, dijo a los periodistas que la agencia trabajaría para procesar a todos los inmigrantes de las Bahamas para evitar «amenazas a la seguridad nacional».

Morgan añadió que CBP daría prioridad a la seguridad de los isleños. “No apoyaremos devolver a las personas a [un sitio] que sea inseguro”.

En una conferencia de prensa en la Casa Blanca, Morgan dijo que no ha habido «ninguna concesión formal» del TPS para los bahameños. Cuando se le preguntó si planeaba discutirlo con Trump u otros funcionarios de la Casa Blanca, dijo: «Creo que sí».

Un número cada vez mayor de legisladores está presionando a la Casa Blanca para que suspenda los requisitos de visa para ayudar a reunir a los bahameños varados por la destrucción del huracán Dorian con sus familiares estadounidenses.

El domingo por la noche, un reportero de la cadena WSVN informó a través de su cuenta de Twitter que los bahameños que no tenían visa para entrar en EE.UU. fueron bajados de un ferry en el que se estaba evacuando ciudadanos desde la isla a Fort Lauderdale, Florida.

«Los bahameños que se quedaron están impactados. Nadie entiende por qué cambiaron las reglas a último momento. Padres y sus niños están ahora atrapados en la isla», escribió el periodista.

El incidente generó una serie de críticas por parte de la sociedad civil y politicos. El candidato a la nominación presidencial Beto O’Rouke calificó el episodio de “el colmo de la crueldad”.

“Esta administración ha dicho que las inscripción en la Estatua de la Libertad debería ser cambiada y, con sus acciones, ya están cambiando quiénes somos como país”, escribió el demócrata.

Por su parte, los legisladores Marco Rubio y Rick Scott escribieron una carta al gobierno pidiendo que se suspendan algunos requisitos de visado a los bahameños desplazados por el huracán Dorian que tengan familiares en EE.UU.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here