•  
  •  
  •  
  •  
  •  

El Liverpool se clasificó para los octavos de final de la Champions como primero de grupo tras aplastar (7-0) al Spartak de Moscú, conjunto superado de principio a fin por el equipo de Jurgen Klopp, que sentenció el partido y la primera plaza en menos de veinte minutos.

Coutinho, el jugador ‘red’ pretendido por el FC Barcelona, tuvo una incidencia directa en la goleada al marcar tres tantos, los dos primeros antes del cuarto de hora y que ya dejaron el panorama despejado para el desarrollo del choque.

El Spartak de Moscú necesitaba la victoria para superar la fase de grupos pero comprobó desde el principio cómo las gastan en Anfield. El Liverpool fue un vendaval desde el inicio, imprimiendo un ritmo altísimo, a veces vertiginoso. El empuje inglés provocó constantes vías de agua en la defensa rusa.

Al descanso se llegó con un contundente 3-0 y con el meta local Karius aburrido ante la falta de trabajo por las nulas prestaciones del rival.

Lejos de bajar la intensidad, el Liverpool salió a tope en el segundo tiempo. Una espectacular volea de Mané supuso el cuarto gol local y sin tiempo para el respiro Coutinho firmó su ‘hat-trick’.

Con el equipo de Massimo Carrera absolutamente entregado y superado por todos los flancos, Mané y Salah completaron la goleada. Siete goles que el Liverpool ya había conseguido en la cuarta jornada ante el Maribor.


  •  
  •  
  •  
  •  
  •