• 290
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

“Que me lo traigan”. Esas habían sido las palabras de Christopher Smalling cuando le preguntaron sobre Lionel Messi en la previa del duelo entre Manchester United y Barcelona en Old Trafford por la ida de los cuartos de final de la UEFA Champions League.

Y a los 28 minutos del primer tiempo quedó en evidencia: el defensor inglés anticipó a la Pulga en la mitad de la cancha, lo tumbó y le dejó un ojo lastimado y la nariz sangrando.

“Teníamos que llevar el partido a una intensidad a la que ellos no están acostumbrados cada semana y nos jugábamos mucho en la segunda parte”, fue la justificación de Smalling tras el partido, lejos de pedir perdón por la acción.

Por su parte, el ex Fulham lamentó que su equipo no haya aprovechado las situaciones de gol en su propia casa: “Los presionamos y les pusimos las cosas complicadas. Fue una lástima no poder marcar, pienso que creamos buenas situaciones”.


  • 290
  •  
  •  
  •  
  •  
  •