• 1
  •  
  •  
  •  
  •  

Simon Yates es el gran dominador de este Giro. El corredor inglés del Mitchelton, líder de la general, volvió a imponerse en una durísima y hermosa etapa entre Asís y Osimo, con una durísima llegada donde el británico dominó con mano de hierro. Es su segunda victoria parcial y refuerza su ‘maglia rosa’, 47 segundos ya sobre Dumoulin.

Pero el título de ‘hombre del día’ se lo puede discutir Luis León Sánchez. El murciano de Astana saltó en el kilómetro 25 junto a Alessandro De Marchi (BMC) en la que sería fuga ‘buena’ del día, a la que se unieron después los italianos Masnada (Androni), Maestri (Bardiani) y Turrin (Wilier).

Los cinco se entendieron a la perfección, pasando la joven promesa local Fausto Masnada en primer lugar por las dos cotas puntuables del día, Cornello y Valico di Pietro Rossa, ambas de tercera categoría. Momento emotivo el paso por Filottrano, la localidad natal del malogrado Michele Scarponi, y en cuyo terrible muro, 30 km. a meta, se quedaron Turrin y Maestri.

El pelotón, lanzado a una persecución sin tregua, acabó dando caza a los fugados a menos de cinco kilómetros de meta, ya en tremendo muro de Osimo. Bellísmo recorrido final, por las empedradas y empinadas calles de la localidad medieval. Asustaron Stybar y Wellens, pero al final fue el líder, Simon Yates, quien saltó con clase, fuerza y calidad para llevarse la etapa.

Sólo Tom Dumoulin, segundo en la etapa y en la general, pudo acercarse al ritmo del Mitchelton, cediendo dos segundos. Con las bonificaciones, el neerlandés es ahora segundo de la general pero a 47 segundos de un Simon Yates que es el nombre propio de este Giro de Italia.


  • 1
  •  
  •  
  •  
  •