•  
  •  
  •  
  •  
  •  

La Fuerza Armada de Venezuela dijo haber controlado un alzamiento militar en la 41 Brigada Blindada de Naguanagua, en estado Carabobo donde un grupo de oficiales y soldados se declararon en rebeldía el domingo contra el régimen del presidente Nicolás Maduro.

El jefe del Comando Estratégico Operacional de la Fuerza Armada Nacional Bolivariana, almirante Remigio Cedeño, informó que en el fuerte militar Paramacay de la ciudad de Valencia, estado Carabobo, se registró un ataque al que calificó como “terrorista”.

Diosdado Cabello, primer vicepresidente del PSUV, calificó el alzamiento de “ataque terrorista” y aseguró que al menos siete personas fueron detenidas.

“En la madrugada atacantes terroristas entraron al Fuerte Paramacay, en Valencia, atentando contra nuestra FANB. Varios terroristas detenidos”, indicó Cabello al anunciar que se había “controlado la situación”.

La acción fue repelida por miembros de la fuerza armada dijo Cedeño también en un tuit.

Acompañado de centenares de uniformados, el comandante del Ejército, mayor general Jesús Suárez Chourio, anunció que “fueron derrotados” unos presuntos “paramilitares” que asaltaron la instalación militar. “La canalla nuevamente fue derrotada. Recuerden que la patria quiere estar en paz”, expresó Suárez Chourio, ex miembro del grupo de seguridad del fallecido presidente Hugo Chávez, en un video que difundió el ex gobernador oficialista de Carabobo, Francisco Ameliach.

La fuerza armada indicó en un comunicado difundido por medios locales que el ataque fue ejecutado por un “grupo de delincuentes civiles portando prendas militares” y “un primer teniente en situación de deserción”, quien ya fue arrestado.

En el video, los rebeldes estaban encabezados por el capitán de la Guardia Nacional Bolivariana, Juan Caguaripano, quien hizo la declaración de rebeldía anunciando la operación “David Carabobo”, con el fin de tomar la Brigada 41° Blindada de Valencia, mejor conocida como Fuerte Paramacay.

“Nos declaramos en legítima rebeldía, unidos hoy más que nunca, con el bravo pueblo de Venezuela, para desconocer la tiranía asesina de Nicolás Maduro. Aclaramos que esto no es un golpe de Estado. Esta es una acción cívica y militar para restablecer el orden constitucional. Pero más aún, para salvar al país de la destrucción total, para detener los asesinatos de nuestros jóvenes y familiares”, explicó Caguaripano, quien es buscado desde 2014 por apoyar el movimiento disidente “La Salida”.


  •  
  •  
  •  
  •  
  •