• 10
  •  
  •  
  •  
  •  

Wimbledon se queda sin su hijo predilecto. Roger Federer, ocho veces campeón en la hierba de Londres, no será campeón esta temporada. El mejor jugador de todos los tiempos perdió con el sudafricano Kevin Anderson en un partido épico. Es más, logró remontar dos sets en contra, pues Federer ganó 6-2 y 7-6 los dos parciales. A partir de ahí comenzó un infierno para la leyenda, que terminaría cayendo en el último set por 13-11.

Federer era claro favorito para imponerse en el campeonato. Lo es siempre, por supuesto, pues él es un jugador especial, pero mucho más en un campeonato que ha logrado ganar ocho veces y que parece el jardín trasero de su casa. Es más, Federer, que cumplirá en unos días 37 años, ha declinado la opción de jugar sobre tierra batida para llegar fresco a la hierba. El año pasado le funcionó bien, esta temporada los planes no han salido.

El suizo, que por primera vez juega con Uniqlo como marca comercial, no ha llegado siquiera a las semifinales de su torneo. Aunque su juego al principio del encuentro fue consistente, con el paso de los juegos perdió calidad y terminó sucumbiendo ante un jugador que ya jugó la última final del US Open, en la que fue derrotado por Rafa Nadal.


  • 10
  •  
  •  
  •  
  •