•  
  •  
  •  
  •  
  •  

El presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, fue el invitado de honor el viernes en las celebraciones del Día de la Bastilla en París.

Fue una elaborada exhibición que incluyó bandas militares, vuelos de aviones de combate estadounidenses y un desfile que duró más de dos horas para conmemorar el centenario de la entrada de los Estados Unidos en el Primer Guerra Mundial.

Aviones Alpha de la Fuerza Aérea de Francia sobrevuelan el Arco de Triunfo durante el desfile militar del Día de la Bastilla en París el viernes, 14 de julio de 2017.

Aviones Alpha de la Fuerza Aérea de Francia sobrevuelan el Arco de Triunfo durante el desfile militar del Día de la Bastilla en París el viernes, 14 de julio de 2017.

La bandera estadounidense ondeó junto a la bandera francesa en los famosos Campos Elíseos de París, donde tropas estadounidenses marcharon en un desfile con miles de soldados franceses, tanques, lanzadores de misiles y vehículos blindados de transporte de personal.

Más de 3.500 policías tomaron posiciones a lo largo de la ruta del desfile como protección contra posibles ataques terroristas.

“También hemos encontrado aliados seguros, amigos, que vinieron a ayudarnos”, dijo Macron. “Los Estados Unidos de América están entre ellos, por eso nada nos separará nunca, la presencia del presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, y su esposa es el signo de una amistad que perdura con el tiempo”.

Al despedirse el viernes, los Trumps, el presidente Macron y su esposa, Brigitte, caminaron juntos antes de que Macron estrechara la mano de Trump firmemente durante varios segundos – en lo que parece convertirse en una tradición para los dos hombres.

El presidente Trump y la primera dama Melania Trump se dirigieron en una caravana al aeropuerto de Orly, donde abordaron a Air Force One para su vuelo a su próxima parada en Nueva Jersey.

Las celebraciones en París tuvieron lugar un año después de que un ataque con un camión en la ciudad mediterránea de Niza mató a 86 personas. El grupo del Estado Islámico se atribuyó responsabilidad.

El contraterrorismo fue un punto central cuando Trump se reunió con Macron un día antes, en una agenda que estaba marcada por diferencias, incluso en temas de cambio climático y comercio.


  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here