• 14
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Michael amenaza la franja noreste de Florida convertido en huracán de categoría 4 en la escala Saffir-Simpson, y se espera que impacte al madiodía la zona conocida como “Panhandle”, informó el Centro Nacional de Huracanes (CNH).

Con fuerza aterradora y vientos potencialmente catastróficos de 233 km/h (145 mph), su vórtice tocará tierra en una zona de pueblos pesqueros, bases militares y playas. Se considera el meteoro más poderoso que se haya registrado jamás en esa área.

Ha ido ganando en intensidad. Michael se movía en la madrugada del miércoles hacia el norte a unas 13 millas por hora (20 km/h) y vientos de 140 millas por hora (220 km/h).

Se espera que continúe girando al noroeste en las próximas horas.

Unas 500.000 personas estaban bajo órdenes de evacuación y avisos temprano el miércoles.

“Supongo que es el peor escenario posible. No creo que nadie haya vivido algo así en el Panhandle (…) “Esto tendrá vientos que dañarán estructuras en la costa y vientos con fuerza de huracán tierra adentro”, indicó el meteorólogo Ryan Maue, de weathermodels.com.

Es posible que el meteoro se fortalezca más antes de tocar tierra en el Panhandle o en la zona conocida como Florida Big Bend, y no comenzará a debilitarse hasta entonces.

“Se espera que los vientos con fuerza de huracán se extiendan bien hacia el interior sobre partes del Panhandle de Florida y partes del sureste de Alabama y el suroeste de Georgia a medida que Michael se desplaza hacia el interior, donde están vigentes los avisos de huracán”, indicó el CNH.

EL CNH informó también que Michael podría fortalecerse aún más antes de tocar tierra y se iría debilitando en la medida que cruce el sureste de EE.UU.

“Además de la marejada ciclónica que amenaza la vida y los impactos del viento, se esperan fuertes lluvias en una gran parte del sureste de EE. UU. al paso de Michael. Se espera que estas fuertes lluvias se extiendan bien hacia el interior”, advirtió el CNH.

​El CNH informó que algunas áreas podrían ver hasta 13 pies (4 metros) de marejada ciclónica y 12 pulgadas (30 centímetros) de lluvia.

Es probable que la tormenta deje caer enormes cantidades de lluvia sobre Florida, Alabama, Georgia y las Carolinas, que aún se están recuperando de una grave inundación del mes pasado a raíz del huracán Florence. Se pronostican hasta 300 milímetros de lluvia en algunas áreas.

El presidente Donald Trump envió un mensaje de apoyo a Florida en su cuenta en Twitter: “¡Estamos contigo Florida!”.

Trump dijo a periodistas el miércoles que probablemente viajará al área afectada por el huracán Michael el domingo o el lunes, luego de que pase la tormenta, reportó Reuters.

“Esta es una tormenta que va a ser potencialmente mortal de muchas maneras”, dijo Bo Patterson, alcalde de Port St. Joe en Florida, cuya pequeña ciudad frente al mar se encuentra directamente en el camino de la tormenta.

El gobernador de Florida, Rick Scott, dijo que espera que Michael sea “la tormenta más letal y destructiva en toda la región”.

La Agencia Federal para el Manejo de Emergencias (FEMA) advirtió el miércoles sobre los peligros asociados al potente ciclón.


  • 14
  •  
  •  
  •  
  •  
  •