Muchas críticas se han vertido en las últimas horas sobre Los Angeles Clippers por culpa de Kawhi Leonard. No por nada que haya hecho sobre la cancha, por todo lo contrario: no estar. Ante los Bucks cayeron derrotados en el segundo partido de esta temporada en el que se reserva al MVP de las pasadas Finales. Es por la reincidencia y por la importancia por la que las voces discordantes han resonado más: ha vuelto a ser en un partido retransmitido a nivel nacional en Estados Unidos.

Tiene su explicación: Kawhi Leonard sufre una lesión. Ya combatió la temporada pasada una diferente, en el cuádriceps, por la que en los Raptors (y anteriormente en los Spurs) se había seguido una estrategia: que no jugara los back-to-back, las series de dos partidos en dos noches. De momento se va a continuar con ello porque, además, los Clippers están amparados por la NBA. Ahora es «un problema en una rodilla», según fuentes oficiales, lo que le hace echar el freno.

La respuesta no esperada de la Liga

Ha sido la propia NBA, para sorpresa de algunos, la que ha salido a defender el plan de los Clippers. Mike Bass, uno de los portavoces de la Liga, ha hablado para ESPN, precisamente la cadena que retransmitía el encuentro de anoche donde Leonard no jugó, para explicarlo: «Kawhi Leonard no es un jugador sano según la política de descansos de la NBA. Según el parte médico que nos pasaron los Clippers, lucha contra una lesión de rodilla. La oficina de la Liga, tras haber consultado con el director de medicina deportiva, está de acuerdo con los servicios médicos del equipo en la determinación de que Leonard no es un jugador lo suficientemente sano en este punto como para jugar estos partidos consecutivos».

Lo curioso es que en fechas recientes el entrenador habló de este tema en términos distintos. «Se encuentra genial. Pero se encuentra muy bien porque estamos haciendo lo que estamos haciendo. Y lo vamos a seguir haciendo. No hay problema con esto y además nos hemos asegurado», dijo Rivers en referencia a una posible consulta de la NBA que se ha acabado produciendo.

A sumar al caso que los dos partidos de este back-to-back que tienen los Clippers son en televisión nacional, el primero en ESPN y el segundo en TNT, lo cual incumple la normativa previamente convenida con los equipos: que sólo fuera uno de los dos. Ahí podría estar la excepción velada en esta ocasión.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here