• 18
  •  
  •  
  •  
  •  

Gerard Piqué no ha salido esta mañana a entrenar en la Ciutat Esportiva con el resto de sus compañeros por culpa del esfuerzo que hizo el jueves, jugando casi todo el partido en Mestalla con molestias en la rodilla derecha. Al final la apuesta del central catalán salió bien a nivel de resultados, ya que el equipo consiguió alcanzar su quinta final consecutiva de Copa, pero no tanto a nivel particular del jugador, ya que acabó el encuentro con fuertes dolores en la rodilla.

Este viernes Piqué ha realizado una sesión de fisioterapia en camilla para remitir los dolores en la zona afectada. La buena noticia es que la lesión no ha ido a más, pero en todo caso se mantiene la elongación en el ligamento lateral externo que aconseja un tiempo de reposo de diez días para acabar de solucionarlo.

De ahí que su presencia de cara al partido del domingo ante el Getafe en el Camp Nou sea a día de hoy muy dudosa. Primero porque apenas hay tiempo de recuperación, ya que apenas habrán transcurrido 48 horas, y segundo porque no se trata de un partido trascendental en el que hay que arriesgar sí o sí.

Si se confirma la baja de Piqué, todo apunta a Sergio Busquets como la pareja de baile de Yerry Mina en el eje de la defensa, ya que la cuota de centrales es muy deficitaria a día de hoy: Thomas Vermaelen sigue lesionado, se le espera para la próxima semana ante el Eibar, y Samuel Umtiti cumplirá ante el Getafe su partido de sanción. De entre las pocas alternativas que tiene Valverde para completar la defensa este domingo parece que Busquets le convence más que Lucas Digne.


  • 18
  •  
  •  
  •  
  •