• 6
  •  
  •  
  •  
  •  

El Consejo Nacional para la Atención de Personas con Discapacidad Conadi busca que el Congreso modifique la Ley Electoral y de Partidos Políticos para beneficiar a las personas que padecen algún tipo de discapacidad.

Noé Inestrosa de Conadi afirmó que, los congresistas deben crear condiciones para que este sector de la población pueda emitir su voto sin dificultades.

 

En Guatemala las estadísticas del 2005 determinaron que existían al menos 2 millones 300 mil personas con diferentes tipos de discapacidades, la mayoría entre los 18 y 59 años.

Las personas con discapacidad deben de acercarse a los centros de votación, si es visual, habrá voluntarios que los dirijan a la mesa donde le corresponde votar. El presidente de la mesa deberá de apoyarlos con el traslado al atril y el depósito de las papeletas ene l color que le corresponde.

Para esas personas el Tribunal Supremo Electoral ha creado las papeletas con sistema braille, que permite la lectura a los no videntes. “En las casillas de las imágenes de los partidos tienen letras en braille para que puedan saber qué partido es” detalló Ana Mérida, defensora de las personas con discapacidad de la Procuraduría de Derechos Humanos (PDH).

En el caso de la discapacidad física, los votantes deben acudir al centro y a la mesa que les corresponde, recibir sus boletas y emitir el sufragio. Para la movilización también habrá voluntarios que los puede apoyar.

Para las personas con discapacidad auditiva no existe ningún mecanismo de ayuda, más que las señas que los miembros de las mesas receptoras pueden consultar en el manual que el TSE les entregó.

“No hay capacidad de colocar intérprete de señas en los centros de votación, el TSE colocó señas básicas para comunicarse con las personas, no es lo ideal” dijo Mérida, defensora de la PDH, quien agregó que es preocupante que no se han generado las condiciones de infraestructura ni capacitación para las juntas receptoras.


  • 6
  •  
  •  
  •  
  •