• 6
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

La próxima edición del Rally Dakar se disputará en el desierto de Arabia Saudí, tras diez ediciones en el continente sudamericano y los treinta anteriores en África. Una noticia que en su día adelantó SPORT y que este lunes los organizadores, ASO, han hecho oficial en un comunicado. El acuerdo es por cinco años.

Será segunda edición consecutiva que el Dakar se desarrolle un solo país como escenario, después de que la prueba de este año se celebrara exclusivamente en territorio de Perú.

El Dakar ha tenido que reinventarse una vez más, ya que Chile, Bolivia, Paraguay y, finalmente Argentina, se fueron desmarcando del recorrido en Sudamérica por diversos motivos, tras haber sido escenario del rally desde 2009, un año después de la fatídica edición que tuvo que ser suspendida a causa del riesgo terrorista que pesaba sobre los tradicionales países que lo acogían en África.

Primero se cayó Chile en 2015, tras los desastres naturales sufridos, y este año fue Argentina la que se retiró alegando problemas presupuestarios. Bolivia, que se había afianzado en las últimas ediciones como un socio fiable, también dijo no a la carrera de 2019.

“Las renuncias de Chile, Bolivia y Argentina nos han llevado a ser más activos en la búsqueda de otros países. No puedo saber cómo será la economía de estos países dentro de un año y el Dakar tiene la responsabilidad de organizar una carrera de calidad”, afirmó tiempo atrás el entonces director de la carrera, Etienne Lavigne, que fue sustituído en marzo pasado por David Castera.

Entre las opciones que tenían sobre la mesa, además de Arabia Saudí, figuraban Angola o Sudáfrica. Pero finalmente la compañía francesa ASO se ha decantado por el país del Golfo Pérsico, donde, según Castera, encontraron “una geografía monumental propicia para buscar itinerarios audaces. Deporte, navegación, superación personal,… se magnificarán en estos territorios hechos para un rally por etapas”, asegura.

Los organizadores aspiran a encontrar en el desierto árabe “extensiones gigantescas y vírgenes de arena que constituyen un marco único para testar su voluntad, sus cualidades de pilotaje y sus dotes para la navegación”.

El presidente de la Autoridad Saudí de Deportes, Abdulaziz bin Turki al Faisal al Saud, recordó que el deporte figura en la estrategia de apertura del reino y, en ese sentido, señaló que la acogida del Dakar es un pilar importante.

“Queremos ofrecer al Dakar una increíble e inolvidable experiencia para sus pilotos, que descubrirán la belleza de la naturaleza saudí al tiempo que producirán un espectáculo único para todos los aficionados a los deportes mecánicos”, agregó.

El presidente de la Federación Saudí de Motor, Jalid bin Sultan Abdala al Faisal, destacó el apoyo a este proyecto del heredero, Mohamed bin Salman, “que ha sido clave para obtener los derechos de organización de un evento de tal amplitud”.


  • 6
  •  
  •  
  •  
  •  
  •