olden State Warriors ha tocado fondo. Se puede decir. En el pabellón que han estrenado esta temporada, el de los 1.000 millones, perdieron anoche contra los disfuncionales Knicks para coger su testigo como peor equipo de la NBA en estos momentos (5-21, colista). El encuentro fue una cura de humildad para los Warriors después de todos los éxitos del último lustro, un bofetón en la cara de una de las aficiones más ruidosas y potentes de la Liga. Sin Durant, con Curry y Thompson lesionados, con muchos jugadores poco o nada conocidos… son otros Warriors.

Dentro de la NBA, eso sí, siguen asustando. Hay quien no se cree este bajón histórico. Eso de pasar de ser el subcampeón a ser colista es difícilmente entendible. Sobre ello ha hablado Tom Haberstroh, insider de NBC. Hay dos variantes por las que los equipos de la liga norteamericana tienen razones para sospechar y pensar que este horror sólo corresponda a un año sabático:

«La gente de la Liga con la que hablo está realmente preocupada porque creen que pueden traspasar su primera ronda del ‘draft’, la de 2020. Están aterrados con que puedan conseguir a un jugador de nivel de All-Star haciendo ese traspaso»

«O si consiguen en el ‘draft’ a un Luka Doncic, también están aterrados por eso. Si juntamos a esa elección de primera ronda de 2020 con el grupo que ya está establecido y con Eric [Paschall] yendo por el mismo camino, hombre… creo que todos valorarían empezar a tomarse ese año de asueto, igual que ellos»

Otro detalle importante es el que aportan Drew Shiller y Ali Thanawalla, también de NBC. Los californianos tienen 17 millones que podrán utilizar debido a la mid-level exception. Esto puede servir para hacer hueco a un par de jugadores de alto nivel si el interés por los Warriors se reactiva el próximo verano, lo cual es lo más lógico: los mencionados más Kevon Looney o Draymond Green.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here