• 23
  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Está claro que Malcom salió del campo muy asustado tras repetirse la lesión en su tobillo derecho. De hecho, sus lágrimas presagiaban lo peor. Sin embargo esta mañana ha podido respirar más aliviado ya que las pruebas han descartado un esguince grave. De hecho, Malcom sufre el grado menor de esguince -el grado uno- por lo que se espera recuperarlo en unas dos semanas.

Eso quiere decir que Malcom se perderá dos partidos de Liga y uno de Champions. No jugará ante el Espanyol ni tampoco frente al Levante en Liga como tampoco el partido ante el Tottenham en Champions, pero podría estar a disponible para Valverde de cara al último partido del año que se jugará el próximo 22 de diciembre ante el Celta en el Camp Nou.

En todo caso, está claro que el brasileño está arrastrando problemas en su tobillo derecho esta temporada, porque al inicio de curso también sufrió un esguince que le dejó dos semanas fuera de los terrenos de juego.


  • 23
  •  
  •  
  •  
  •  
  •