•  
  •  
  •  
  •  
  •  

El alcalde capitalino, Álvaro Arzú, mantendrá su inmunidad en el proceso de un antejuicio formulado por un ciudadano por supuesta incitación a la violencia.

La Sala Segunda de Apelaciones resolvió que Arzú no cometió delito por acción u omisión cuando le dijo a vendedores de El Amate que les daría leños para evitar que vendedores ambulantes ingresen a vender a esa plaza.

El antejuicio fue promovido por Luis Alberto Luna Veliz y lo conoció la jueza Silvia Morales Asencio, quien citó en numerosas ocasiones al alcalde y él dilató por meses su comparecencia.

“Si la Policía Municipal los saca -vendedores ambulantes- a garrotazos, es violación a los derechos humanos. Pero si lo hacen ustedes, parte sin novedad. Así que los voy a dar unos leños de este tamaño y unos chalecos de la muni para que los vayan a sacar a morongazos”.

Morales recomendó no retirar la inmunidad a Arzú y para eso sostuvo que la frase del jefe edil no tuvo ánimo de instar a los comerciantes actos contrarios a la ley ni se les proveyó de objetos.

Los magistrados estimaron que las frases de Arzú fueron “en son de broma, ya que las mismas lo que causó en el auditorio fue risas y aplausos, y no con el ánimo de incitar a la violencia y llevarla a la práctica ni en forma alguna su intención fue formar grupos ilegales como se denuncia”.

Ni el alcalde ni la municipalidad se ha pronunciado en torno a la resolución judicial hasta ahora.


  •  
  •  
  •  
  •  
  •