• 17
  •  
  •  
  •  
  •  

La toma de posesión de Nicolás Maduro como presidente de Venezuela se desarrolla en medio de una serie de críticas y del rechazo de la comunidad internacional que considera que el mandatario venezolano es el “responsable” directo de la crisis política, social y económica que atraviesa la nación sudamericana.

“Hemos cumplido y seguiremos cumpliendo con la Constitución, con la democracia y con nuestro pueblo”, dijo Maduro al leer los estatutos que avalan su juramentación y el hecho de que lo haga frente al Tribunal Supremo de Justicia en lugar de frente a la Asamblea Nacional, de mayoría opositora, que sostiene que la reelección de Maduro es ilegal.

Simultáneamente este 10 de enero 2019, en la sede de la OEA en Washington se aprueba una resolución que busca hallar soluciones para que Venezuela retome el camino de la democracia.

A través de un comunicado, el Secretario de Estado de Estados Unidos, Mike Pompeo, condenó la “ilegítima usurpación del poder” por parte de Maduro y reconoció como la única institución legítima en Venezuela a la Asamblea Nacional. “EE.UU. se mantiene firme en su apoyo al pueblo venezolano y continuará usando todo el peso del poder económico y diplomático de EE.UU. para presionar por la restauración de la democracia venezolana”, indicó.

Asimismo, el asesor de seguridad nacional de la Casa Blanca, John Bolton, expresó a través de su cuenta de Twitter la posición del gobierno estadounidense ante la juramentación de Nicolás Maduro, a la cual llamó la “ilegítima juramentación de la dictadura de Maduro”. Bolton destacó que EE.UU. incrementará la presión sobre el “régimen corrupto” de Maduro.


  • 17
  •  
  •  
  •  
  •