•  
  •  
  •  
  •  
  •  

No es como empiezas, sino como termines. Esa lección la impartieron los Patriots a la perfección en el pasado Super Bowl, y el jueves el novato Kareem Hunt dio la clase avanzada.

Hunt soló el balón en su primer acarreo como profesional y pasó el resto de la noche compensando su error. A lo grande.

Hunt impuso una marca de la NFL al sumar 246 yardas desde la línea de scrimmage y anotó en tres ocasiones para encabezar el triunfo de los Kansas City Chiefs 42-27 sobre los New England Patriots.

Por un instante, durante los primeros tres minutos de partido, parecía que los Patriots conservaban el ímpetu de su histórica remontada de febrero pasado. Les tomó 2:52 minutos recorrer 73 yardas, gran parte de ellas en ofensiva sin reunión, para ponerse al frente en el acarreo de dos yardas de Mike Gilleslee.

Inmediatamente después, Hunt soltó su primer acarreo, dejando a los Patriots a 32 yardas de duplicar su ventaja y convertir el juego inaugural en una fiesta. No fue así.

En el primer indicio de que no sería la noche de los Patriots, la defensiva de Kansas City frenó a Gilleslee en 4ta y una yarda por avanzar en la 10. Lo que sigue nadie lo esperaba.

Hunt corrió para 148 yardas en apenas 17 acarreos, incluyendo una escapada de 58 yardas. Alex Smith completó 28 de 35 pases para 368 yardas, operando con precisión quirúrgica a una secundaria de Nueva Inglaterra que lució como cualquier cosa menos una defensiva de Bill Belichick.

Smith encontró a Tyreek Hill para un touchdown de 75 yardas en su segunda ofensiva del tercer cuarto para poner a los Chiefs al frente 21-17. No tardó mucho en repetir el truco.

Después de que Gilleslee le devolviera la ventaja a New England con su tercer touchdown de la velada, y Steven Gostkowski colocara la pizarra 27-21 con gol de campo de 32 yardas, Alex Smith, quien probó por primera vez las mieles del pase largo y las disfrutó, encontró a Hunt por el lado derecho para un touchdown de 78 yardas.

La ofensiva de Tom Brady jamás volvería a generar peligro, mientras que los Chiefs lucieron como una máquina bien aceitada. Dominaron las trincheras e hicieron historia en el proceso.

Los 42 puntos que anotaron los Chiefs son la mayor cantidad que reciben los Patriots en la era Belichick, un equipo que había ganado 87 partidos consecutivos en casa cuando llegaban con ventaja a medio tiempo y que tenían marca de 90-1 en casa desde 2001 en juegos en los que tuvieron ventaja de al menos 10 puntos.

Pero Alex Smith, con su primer juego de tres pases de touchdown desde la semana 1 de 2015, Tyreek Hill y sus 133 yardas en siete recepciones y una anotación, y en especial Hunt fueron los de la remontada histórica, una que derrumbó pronósticos y canceló festejos. Y sembró algunas dudas en el proceso.


  •  
  •  
  •  
  •  
  •  

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here