El Barclays Center de Brooklyn se vestirá de gala para recibir, desde las 20, a una de las noches más importantes de la NBA. Como cada año, las franquicias elegirán en dos rondas a los mejores prospectos para que den el salto a la liga más importante del mundo. La gran mayoría tendrá procedencia en el básquet universitario norteamericano, pero también habrá importantes protagonistas que llegarán desde Europa.

¿Cómo es el orden de las elecciones? Se arma a través de una lotería que involucra a los 30 equipos. Los que se ubican en las peores posiciones de la etapa regular tienen la mayor cantidad de posibilidades de quedarse con los mejores lugares en las elecciones.

Todo lo que tenés que saber del Draft de la NBAUn buen posicionamiento en el Draft le da a las franquicias diferentes herramientas para reconstruirse. Algunos optan por quedarse con las principales figuras emergentes y otros utilizan esa carta para destrabar transferencias por las estrellas de la competición, como pasó este año con los Lakers, que enviaron su cuarto pick a New Orleans Pelicans para conseguir a Anthony Davis.

Ninguna de las dos posibilidades funciona a ciencia cierta. Hubo jugadores de primer pick que no se transformaron en los jugadores esperados, como el caso de Anthony Bennett en 2013 o Greg Oden en 2007, que fue elegido por Portland antes que Kevin Durant.

Por otra parte, hay ejemplos de grandes estrellas que fueron traspasadas antes de debutar en el equipo que los eligió. Kobe Bryant fue seleccionado por Charlotte Hornets en 1996, pero fue canjeado por Vlade Divac antes de jugar un solo minuto.

Todo indica que en esta oportunidad hay una camada de jugadores cargada de talento y con un biotipo pocas veces visto que romperá los moldes y tendrá una importante participación en la próxima temporada.

New Orleans Pelicans tendrá el gran privilegio de elegir en primer turno y se quedará con Zion Williamson, la gran figura de la NCAA, que mide poco más de dos metros y pesa 130 kilos. El jugador con pasado en la Universidad de Duke tiene un físico prodigioso y se espera que domine el básquet estadounidense por mucho tiempo.

RJ Barrett era el principal candidato para ser el número uno antes del inicio de la temporada pasada, pero explosión del fenómeno Williamson y el crecimiento de Ja Morant, el base de Murray State que se convirtió en el mejor guardia de su generación, lo relegaron hasta el tercer lugar, que posee New York Knicks.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here